FAQ – Preguntas frecuentes sobre la Copa Menstrual

La copa menstrual es higiénica, ecológica, económica, fácil de usar y más conveniente al cuerpo de la mujer que las alternativas tradicionales, pero está rodeada de un halo de desconocimiento y tabúes que hacen que en muchas ocasiones no se le de una oportunidad. La realidad es que la copa menstrual, ¡vale la pena! y queremos demostrártelo. En este apartado reunimos las respuesta a las preguntas más frecuentes que las mujeres suelen realizarse acerca de la copa menstrual.

La copa menstrual Sileu está disponible en dos tallas: S y L. La talla S es adecuada para mujeres que no han tenido hijos y/o se encuentran por debajo de los 25 años. La talla L es adecuada para mujeres que han tenido hijos y/o se encuentran por encima de los 25 años.

En nuestra tienda tenemos disponibles 5 modelos diferentes de copa menstrual adaptadas a cada mujer y para distintas ocasiones:

  • Sileu Sport (Flexibilidad 1): Esta es la copa menos flexible de la que disponemos, por lo cual está especialmente indicada para mujeres que se ejercitan con regularidad, hacen deporte o tienen una actividad física alta. Este tipo de mujeres suelen tener el suelo pélvico fuerte y más desarrollado, y por ello, es necesario que la copa sea un poco más rígida para adaptarse a la perfección a las paredes vaginales sin moverse.
  • Sileu Classic (Flexibilidad 5): Esta copa posee una flexibilidad media, por lo cual es apta para su uso para todas las mujeres en general. Es un modelo perfecto para iniciarse en el uso de la copa menstrual.
  • Sileu Soft (Flexibilidad 8): Esta copa es la más blanda de la que disponemos, por lo que es muy conveniente para mujeres con escasa actividad física y/o con edades superiores a los 35 años ya que el tono muscular de las paredes vaginales suele ser más débil y la copa se adapta cómodamente y con suavidad.
  • Sileu Tulip (Flexibilidad 5): Esta copa posee una flexibilidad media, por lo cual es apta para su uso para todas las mujeres en general. Este bonito modelo es perfecto para iniciarse en el uso de la copa menstrual.
  • Sileu Valve: Copa menstrual diseñada para poder vaciarla sin necesidad de estar constantemente retirándola del cuerpo. Posee una pequeña abertura en la parte inferior que se puede abrir para vaciar su contenido, lo que la hace ideal para acampadas, excursiones, viajes, festivales, etc.
  • Sileu Compact: Copa menstrual plegable, diseñada para poder ser transportada cómodamente en un bolsillo, el bolso, la mochila, la guantera del coche, etc. Ocupa muy poco espacio y así siempre la tendremos disponible para la hora de una emergencia sin problemas.

Si tienes pérdidas y cuando sacas la copa menstrual está vacía, entonces es porque no está bien colocada. Cuando introduces la copa menstrual, intenta ir en dirección al culete, no hacia arriba, Para asegurarte que queda bien colocada, introduce el dedo pulgar por encima de la copa menstrual una vez insertada y presiona para abajo, para que quede bien orientada en dirección al ano. Ya verás que, cuando introduces el dedo y presiones ligeramente, tu copa menstrual se moverá, eso significa que no estaba bien orientada. Esto normalmente le sucede a chicas en las que el cérvix baja un poco más durante la menstruación.  Es importante también que te asegures que queda abierta, sin dobleces, tienes que notar que está como hinchadita, para asegurarte, una vez colocada, dale medio giro, cogiéndola desde la base. Si estuviera chafada, simplemente deslizalá un poco hacia la salida, ya verás que enseguida coge aire y se abre.

¿Te acuerdas de la primera vez que usaste un tampón? Seguro que no fue fácil, pero con la práctica, ahora puedes hacerlo con los ojos cerrados. Pues la copa menstrual es lo mismo. Al principio debes practicar un poquito, para aprender a usarla. Te recomendamos que durante la primera menstruación la uses en casa o para hacer trayectos cortos y una vez que te sientas segura con ella, ya la uses cotidianamente. 

El mayor problema son los nervios. Respira profundamente, convéncete de que no hay ningún problema, lávate las manos y ponte en cuclillas, apoyando tus glúteos sobre tus talones. Si llevas pantalones, bájatelos hasta los pies y abre bien las piernas. No pongas la espalda recta sino al contrario, arquéala. Esto permite que las paredes vaginales se abran y se acorte el canal vaginal, haciendo mucho más fácil llegar hasta la base de la copa. Aprieta tus músculos internos cómo si quisieras expulsar algo fuera de tu vagina, inserta tus dedos en el canal vaginal hasta llegar al apéndice de la copa y tira suavemente de él hasta encontrar la base de la copa.

Ahora sólo tienes que sujetar bien la base con dos dedos, apretar un poquito para deshacer el vacío y tirar lentamente de la copa para sacarla.

No te preocupes, ¡es solo cuestión de práctica! La próxima vez seguro que ya no te pasa, y si vuelve a pasar, ¡ya sabes el truco! 

Puede ser que con el uso, tu copa menstrual amarillee o se oscurezca un poco. No quiere decir que esté sucia, y aunque la hierves, es casi imposible que vuelva a tener el mismo aspecto que el primer día. La causa de ese feo color es el hierro que lleva la sangre. Para que la copa vuelva a tener el color de al principio, te enseñamos dos sencillos trucos:

Truco 1. Frota tu copa menstrual con un cepillo suave (cepillo de dientes o de uñas) con agua y jabón neutro suave y enjuágala bien. Déjala en una ventana al sol durante un par de horas, durante unos días.
Truco 2. Dejar la copa menstrual en un poquito de agua y agua oxigenada durante 12h, enjuágala bien con agua y listo! Si prefieres, hiérvela durante 2 minutos para asegurarte que no queda ningún resto de producto. 

Si tu copa menstrual huele mal, incluso después de hervirla, te recomendamos que sigas estos pasos:
– Frota tu copa menstrual con un cepillo suave (cepillo de dientes o de uñas) con agua y jabón neutro suave y enjuágala bien. Déjala en una ventana al sol durante un par de horas, durante unos días.
– Si todavía perdura el fuerte olor dentro de tu copa, asegúrate que los agujeros están completamente limpios y que no ha quedado ningún residuo atrapado en ellos. Después, mezcla unas gotas de Aceite del Árbol del Té en un vaso de agua y sumerge la copa. Deja tu copa sumergida durante un día, enjuágala y hierve la copa de nuevo en agua limpia. (El tiempo de hervido dependerá de cada marca).
– Otra forma más rápida es usar una pastilla desinfectante tipo Milton o similar.

Si, la copa menstrual puede ser que se mueva si no está bien colocada pero, ¡no temas! es totalmente imposible que la copa se pierda dentro. Si la copa se te ha movido, sólo hay riesgo de que haya fugas. No tendrás más que quitártela y probar a ponértela de nuevo hasta que quede correctamente posicionada.  

La copa menstrual es algo muy personal, y puede tomar tiempo acostumbrarse a ella, ya que alrededor del tema de la menstruación, por motivos culturales y educacionales, siempre ha habido muchos mitos y tabúes, todos en gran medida relacionados con la discriminación de la mujer en nuestra sociedad. Aunque pueda parecer increíble, cuando la copa está bien colocada, es muy fácil de poner y quitar, y no te manchas en absoluto ni tienes contacto con la sangre. La regla es un proceso natural y un fluido como otro cualquiera que produce nuestro cuerpo, por lo que no hay nada de malo ni desagradable en el uso de la copa, llegando incluso a ser más higiénico su uso que el de las alternativas tradicionales.

La copa menstrual Sileu te permite aguantar más horas sin cambiarte que las alternativas tradicionales, por lo que es fácil calcular los tiempos para poderla limpiar en casa. Si aún así debes cambiarte en un baño público, como la copa retiene el flujo en su interior, el exterior está perfectamente limpio. No tendrás más que sacarla, vaciar su contenido en el wc, pasarle un trocito de papel higiénico o una toallita húmeda y volvértela a poner sin mancharte las manos. Si no dispones de papel, una toallita o una botellita de agua en el bolso, no te preocupes, ya que no va a pasar nada por volverte a poner la copa sin lavarla. Eso sí, cuando llegues a casa o a un sitio donde tengas más comodidad, si debes lavarla correctamente.

Un truco: en todos edificios públicos hay baños para minusválidos, con un lavamanos dentro del mismo cuarto de baño dónde fácilmente podrás limpiar la copa.

Otra opción que te ofrecemos es la copa menstrual Sileu Valve, con una pequeña abertura en la parte inferior, por la que podrás vaciar tu copa sin necesidad de quitártela si te encuentras en un lavabo público. Cuando llegues a tu casa, podrás extraerla y limpiarla con comodidad sin ningún problema.

Generalmente no hay pérdidas. Sabemos que para las mujeres acostumbradas a usarla, la copa menstrual les da una protección más fiable que los tampones. Lo más importante es asegurarse que se ha insertado correctamente y esto puede llevar un poco de práctica. También es importante conocer tu cuerpo y saber que puede ser que algunos días del ciclo el sangrado sea más abundante, la copa se llene más rápido y, por tanto, debas vaciarla más a menudo.

Un truco: para que no te sientas insegura, puede que al principio te sientas más cómoda usando salva slips hasta que te sientas segura con tu copa.

Absolutamente si, con total seguridad. La copa menstrual, una vez insertada, queda totalmente sujeta y las paredes vaginales se adaptan. Aunque estés en posición horizontal, no hay riesgo de tener ninguna pérdida. Además como se puede usar hasa 12h seguidas sin ningún problema ni riesgo para tu salud, puedes dormir tranquilamente usándola.

Las copas menstruales NO se pueden usar con penetración. Si se pueden utilizar sin problemas para los juegos previos.

Debes evitar llevarla más de 12 horas puesta. Si se te olvida, debes extraerla inmediatamente y lavarla muy bien.

Claro que si, no hay ningún problema, no tienes más que escoger la talla y el modelo más conveniente para ti.

No, la vagina después del parto aún sigue dolorida y sensible, debido al procedimiento, el uso de copas menstruales puede empeorar la situación aumentando el riesgo de infección, por la manipulación constante en una zona ya susceptible.
Una vez pasado el tiempo del puerperio (usualmente 6-8 semanas), si tu suelo pélvico ya está más o menos recuperado y ya te ha vuelto la menstruación, estas lista para usar la copa menstrual. Ante cualquier duda mejor consultar con tu ginecólogo/a.

La copa menstrual no es un método anticonceptivo. No presta absolutamente ninguna protección contra el embarazo ni contra las enfermedades de transmisión sexual.

Por supuesto, sin nignún problema. Todas nuestras copas son compatibles con cualquier tipo de actividad física. Sin embargo, si eres una mujer que practique deporte con asiduidad, te recomendamos el modelo Sileu Sport, especialmente diseñada para adaptarse a las paredes vaginales y evitar fugas.

No hay ningún problema en utilizar la copa menstrual ya que esta enfermedad sólo afecta a los labios vaginales.

Sí, puedes usar la copa menstrual con un DIU. La copa menstrual se coloca cerca de la entrada de la vagina mientras que el DIU y el Anillo Anticonceptivo van colocados más cerca del útero. Si utilizas DIU, Asegúrate de colocar la copa menstrual correctamente y haz que tu ginecólogo revise con cierta frecuencia la posición de los hilos, que es recomendable que no sean muy largos. Además, al estar hecha de silicona o TPE, no hay la posibilidad que restos de algodón queden pegados en los hilos, como en el caso de los tampones, que no son aconsejables con éste tipo de anticonceptivo.

Es importante recordar que:
– La copa menstrual no es un anticonceptivo
– La copa menstrual no es una protección para enfermedades de transmisión sexual.

Sí, puedes usar la copa menstrual con un anillo anticonceptivo / vaginal. La copa menstrual se coloca cerca de la entrada de la vagina mientras que el anillo anticonceptivo va colocado más cerca del útero. Además, normalmente usarás la copa cuando te hayas sacado el anillo, ya que es cuando te lo sacas que viene tu menstruación. Aun así, si coincidiesen anillo y copa, te recomendamos que antes de vaciar la copa mires si has extraído el anillo, por si éste se hubiera descolocado y bajado de su posición correcta.

El uso de la copa menstrual (al igual que sucede con los tampones tradicionales) puede provocar la rotura del himen por lo que se recomienda a aquellas mujeres que quieran conservar el himen intacto que se abstengan de su uso por precaución. Si no hay ningún inconveniente en que el himen se rompa, el uso de la copa menstrual es perfectamente factible y no hay ningún problema.

Te recomendamos que, si no has mantenido relaciones sexuales con anterioridad, utilices los modelos de la talla S de nuestras copas menstruales. Serán más fácil de colocar y de sacar ya que los músculos vaginales estarán más apretados. También puede ayudar el uso de un lubricante con base al agua para facilitar el proceso de inserción. 

Cada vez que vas al baño no es necesario extraer la copa menstrual para orinar o evacuar, aunque hay mujeres que prefieren hacerlo.
Utilizar la copa menstrual te evita situaciones incómodas como notar el cordoncillo del tampón humedo tras hacer pis o que, al ir al baño, se mueva la compresa y, en el peor de los casos, se deslice hacia el exterior y se caiga.

El SST o Síndrome de Shock Tóxico es una infección causada por una bacteria llamada staphylococcus aureusy que entra en nuestro organismo a través de las heridas o de la membrana mucosa.

Es una enfermedad extremadamente rara, pero potencialmente mortal y puede ocurrir en hombres, mujeres y niños.
La mayoría de los casos suelen darse en niñas y mujeres jóvenes, menores de 30 años, el SST se asocia con el uso de tampones de alta absorbencia y con el hecho de que éstos suelten fibras.

La copa menstrual no está asociada con el Síndrome del Shock Tóxico.

Nuestras copas están fabricadas en silicona de grado médico de alta calidad, por lo que, con un mantenimiento adecuado, pueden llegar a durar hasta 10 años. 

Puedes seguir usando la copa menstrual con tranquilidad ya que esta no es un elemento vivo y el virus no puede vivir en su superficie. La eliminación o no, no depende de si sigues usando la copa menstrual o no. Sin embargo, recuerda igualmente desinfectar bien la copa antes de usarla y lavarla como mínimo una vez cada 12 horas. Si estás experimentando un brote de  verrugas genitales o cualquier tipo de inflamación vaginal, incomodidad o anormalidad mejor consulta con tu ginecólogo/a antes de usar cualquier tipo de producto de higiene íntima interno.

No, usar la copa no ayuda a mejorar el estado de tu suelo pélvico, pero si que te hace más consciente de él. Para mejorar tu suelo pélvico te recomendamos hacer regularmente ejercicios de Kegel, ya sea con la ayuda de ejercitadores, o sin ellos. Recuerda que tus músculos pélvicos son imprescindibles para controlar la vejiga y el intestino, disfrutar de un embarazo saludable, recuperar la fortaleza y el tono pélvico tras el parto y mejorar las sensaciones durante tus relaciones íntimas.

No hay problema en utilizar la copa menstrual en este caso, ya que la vía vaginal y la urinaria se encuentran separados y no guardan relación entre si. Es incluso preferible el uso de la copa, ya que probablemente te evitará sufrir infecciones constantes al ser más higiénica que las compresas y no almacenar el flujo en contacto constante con las partes íntimas.

La copa menstrual debe lavarse con agua potable. Si te encuentras en un lugar donde no estás segura de que el agua sea potable, te aconsejamos que laves tu copa menstrual con agua embotellada. Los microorganismos que pueden afectarte si bebes agua sin potabilizar, también pueden entrar en tu organismo vía vaginal.

Aparte de lavarla durante el ciclo menstrual, es fundamental para mantener una buena higiene que se hierva la copa después de su uso y antes de guardarla hasta la siguiente regla. Para ello, podemos hervirla con agua (la copa debe estar totalmente cubierta) en un cazo de cocina, podemos esterilizarla a la manera de los biberones y tetinas de los bebés mediante pastillas esterilizadoras o podemos utilizar un esterilizador de copas menstruales.

El esterilizador Sileu es una opción económica, cómoda y fácil de usar. Está fabricado en silicona 100% de grado alimentario, por lo que su uso es totalmente seguro y fiable. No hay más que introducir la copa menstrual dentro, llenarlo de agua de forma que la copa quede al completo cubierta e introducirlo en el microondas a potencia fuerte hasta llevar a ebullición el agua. Se deja unos minutos hirviendo y ya se puede sacar, dejar secar y guardar para su siguiente uso.

¿Tienes dudas y preguntas aún sin responder? Envíanos tus consultas y te responderemos rápidamente, ¡estamos a tu disposición!