El poder de las células madres en la sangre menstrual

Es muy probable que ya hayas escuchado hablar sobre las células madres y sus maravillosas propiedades curativas. Es un tema que aún está en auge, con investigaciones de todo tipo y que ha generado alguna que otra polémica por la forma en la que estas se extraen.

Sin embargo, se ha comprobado que la sangre menstrual tiene un alto contenido de estas codiciadas células que prometen ser el futuro de la medicina preventiva y curativa.

Pero, ¿Cómo podemos obtener las propiedades de la sangre menstrual? ¿Qué son tales células y como funciona?

Vamos a responderte estas y mas preguntas a continuación.

¿Qué son las células madres?

Las células madres (también conocidas como células troncales) son células que dan lugar a la creación de los millones de células que conforman los tejidos de nuestro cuerpo.

De esta manera, a través de su división, conforman las células especializadas para cada una de las funciones de este.

Estas células resultantes de la división terminan siendo otras células madres que pasarán a crear otras células y así sucesivamente.

Un ejemplo de ello son las células madres que forman lo que se conocen como las células de músculos cardiacos, destinadas a cumplir funciones únicamente en el corazón. Lo mismo sucede con las células de la piel encargadas de la pigmentación, las células nerviosas, etc.

Esta regeneración permite que estas células estén en constante renovación.

Sin embargo, cuando hablamos de las células troncales iniciales, hacemos referencia a las células madres embrionarias presente en embriones de pocos días de edad. Es por este último tipo de células, que este tema es un poco controversial, ya que se cuestiona la ética por extraerlas de un bebé en sus primeros días de gestación.

¿De verdad existen células madres en la sangre menstrual?

Una investigación del 2007 publicada en la revista médica The Journal of Translation Medicine de Estados Unidos, reveló que existen un tipo específico de células madres en las paredes uterinas.

Estas, llamadas por los investigadores como células regenerativas endometriales, están encargadas de la regeneración de los vasos sanguíneos que se desprenden cuando el óvulo no fecundado es expulsado, es decir, durante la menstruación.

Además, son muy fáciles de extraer para los laboratorios, y se ha descubierto que tienen propiedades curativas importantísimas.

La extracción de las células madres embrionales genera aún mucha controversia debido a que estas células se adquieren de embriones humanos en etapas muy tempranas.

Afortunadamente, obtener este tipo de células provenientes del revestimiento del útero es un método no invasivo, debido a que la menstruación es algo completamente natural.

Relacionado: Usos de la menstruación: ¿qué contiene la sangre menstrual?

¿Qué beneficios tienen las células troncales de la sangre menstrual?

En dicha investigación también se comprobó que las células madres provenientes del útero tienen la capacidad de reproducirse con mas velocidad que las células de la médula ósea y que las extraídas de la sangre del cordón umbilical.

Asimismo, se encontraron los siguientes beneficios:

  • Las células madres están encargadas de regenerar las células de tejidos dañados o lesionados.
  • Un equipo de la Universidad de los Andes comprobó que las células madres uterinas tienen propiedades “antitumorales”, debido a que son capaces de inhibir el acceso sanguíneo al tumor, impidiendo así su proliferación y esparcimiento.

Esto podrá funcionar en un futuro como una terapia complementaria a los tratamientos tradicionales contra el cáncer, ya que ralentiza el crecimiento del tumor.

  • De igual manera, se pudo constatar que este tipo de células madres podría transformarse hasta en 9 tipos de tejidos, dentro de los cuales incluían células pacreáticas, nerviosas, hepáticas, óseas y adiposas.
  • Está comprobado que son excelentes para generar células diferenciadas (o células hijas) en la epidermis, por lo que pueden tener un uso en regeneración dermatológica importante. Por esta razón, podrán servir para regenerar tejidos donde ha habido quemaduras graves.
  • El Alzheimer, Parkinson y Accidente Cerebro – Vascular (ACV), son otras de las enfermedades y condiciones que pueden ser tratadas con células madres extraídas de la sangre menstrual.

Te puede interesar: Significado del color de tu sangre menstrual

¿Cómo se extraen las células madres de la menstruación? ¿Puedo hacerlo yo misma?

Para poder obtener las células madres de la sangre menstrual, es necesario que esta pase por estudios de laboratorio, en los cuales se hará un proceso de separación de los componentes de la sangre y así, poder extraer estas poderosas células.

Luego de dicha extracción, pasan a ser congeladas y conservadas para sus próximos usos medicinales.

No obstante, en el mercado existen paquetes que te ayudan a recolectar la sangre menstrual para congelarla en casa. De esta manera podrás no solo almacenar tu sangre para aprovechar sus cualidades, sino también donarla para pacientes que la necesiten.

Para esto, tu copa menstrual te será de gran ayuda: además de que puedes medir cuánta es la cantidad de flujo menstrual que generas y recolectarla, no contaminará la sangre con los parabenos y químicos inherentes a los tampones y compresas menstruales.

La sangre menstrual tiene muchas propiedades, y hay algunas mujeres quienes afirman que pueden usarla de muchas otras maneras: desde regar las plantas con ella, hacer mascarillas faciales y capilares hasta beberla.

Esta última, sin embargo, es de cuidados: la sangre menstrual podría estar contaminada, lo que te puede causar afecciones, o incluso, transmitir enfermedades de transmisión sexual.

Copas menstruales de Silicona de grado médico vs. Látex y TPE

Cuando buscamos cuál copa menstrual comprar, solemos ver que de marca en marca los materiales con los que la fabrican varían y vemos que nombran la silicona de grado médico, el TPE o el látex.

Elegir la copa ideal es vital para cuidar de la salud de nuestra zona íntima, y parte de elegir correctamente es saber de qué están hechos los productos que vamos a comprar y si estos son seguros para nuestro cuerpo.

Es importante no solo conocer el material del que están fabricadas nuestras compañeras de menstruación, sino sopesar las ventajas que tiene un producto frente a otro para obtener el mayor de los beneficios.

Por tal motivo, queremos asesorarte para que conozcas cada uno de estos materiales de fabricación y elijas la mejor copa menstrual.

Silicona de grado Médico ¿Cuáles son sus ventajas?

La silicona de grado médico es un polímero de alta calidad hecho principalmente de una fusión entre silicio, oxígeno y otros elementos químicos. Es un material utilizado en muchos artículos médicos y quirúrgicos, 100% hipoalergénico y testeado por los mejores estándares de calidad en cuanto a biocompatibilidad.

Tiene larga duración: puede durar hasta 10 años debido a que su resistencia es alta. No se deforma ni se estira al colocarla en calor.

No desprende ftalatos, que son compuestos químicos que le agregan a objetos de plástico para que tengan mayor elasticidad.

Además, aunque es firme, tiene un tacto mas aterciopelado que las de otros materiales como látex o TPE. La silicona médica es utilizada comúnmente en catéteres, marcapasos cardiacos y otros implementos médicos.

La silicona de grado médico, en comparación con el TPE, es un poco más costosa para su elaboración debido a que debe pasar por procesos de curación del material.

Lo que sabemos es que, aunque la mayor parte de las marcas ofrecen copas menstruales hechas de silicona de grado quirúrgico, hay marcas que también ofrecen copas menstruales de silicona de “grado alimenticio”, el cual no es recomendable para su uso en contacto con el cuerpo.

Copas menstruales de TPE (Elastómero Termoplástico) 

Otro polímero utilizado para fabricar copas menstruales es el TPE, también conocido como plástico quirúrgico. Este es un material parecido al caucho, que como lo implica su característica termoplástica, es sensible a altas temperaturas.

Esta cualidad le da la posibilidad de ser reciclable, ya que una vez que se deje de usar, se pueden fabricar otros artículos con el TPE de tu copa menstrual.

De igual manera, el TPE no produce alergias ni irritaciones y debe pasar por pruebas de seguridad para la salud. Es utilizado en tetinas para biberones y productos como catéteres médicos.

A diferencia de la silicona médica, es mucho más fácil de manipular para su fabricación, lo que lo hace más económico para los fabricantes de copas menstruales. Es muy elástica, fácil de añadir color y de moldear, ya que puede ser elaborada a través del método de inyección.

Aunque puede ser esterilizada con facilidad con ciertos productos, no se puede someter a altas temperaturas por tiempos prolongados o ser expuesto al sol, debido a que puede cambiar su forma o derretirse.

Esto hace que sea más difícil de limpiar que las copas hechas de silicona de grado médico. Además, es mas susceptible a conservar manchas.

Una copa menstrual de TPE puede durar entre 3 y 5 años.

Copas menstruales de Látex

El látex es un producto natural extraído de la savia de la corteza distintos tipos de vegetales, aunque el mas predominante es la del árbol de caucho. Muchas personas suelen confundirlo con materiales como el plástico, pero el látex es un polímero completamente natural.

Es elástico y resistente, utilizado desde la industria textil hasta en implementos médicos como guantes quirúrgicos o en preservativos.

Es higiénico, no permite la proliferación de bacterias y es de tacto muy suave, por lo que muchas empresas fabricantes de copas menstruales eligen usarlo.

¿Usar copas menstruales de látex puede causarme alergias?

A pesar de su uso muy diverso en materiales médicos, la savia con la que se produce el látex contiene una proteína que sí puede producir alergias, irritación y otras reacciones desfavorables.

Si notas picazón en la piel, urticaria o irritación después de haber usado algún producto hecho de látex, como es el caso de los preservativos, es muy probable que seas alérgica y que no debas estar en contacto con productos de este material.

De hecho, ser alérgico al látex podría ocasionar síntomas más intensos, desde dificultades para respirar hasta shocks anafilácticos.

Por este motivo, antes de comprar una copa menstrual hecha de látex, cerciórate de que no eres alérgica a sus componentes.

Silicona de Grado Médico vs. TPE y Látex: ¿Quién gana?

Entonces, entre silicona médica, TPE y látex, ¿cuál es el mejor material en el uso de copas menstruales?

Como vimos, tanto la silicona de grado médico como el TPE, son materiales hipoalergénicos que no ocasionan ningún tipo de daño a nuestro organismo. Son seguros y muchas de las marcas mas conocidas en el mercado fabrican sus copas menstruales de estos dos materiales.

Sin embargo, podemos concluir que la silicona de grado médico es mas ventajosa que el resto de sus competidores.

A pesar de que pueda ser más costosa para su inversión inicial, la silicona de grado médico trae beneficios que inclinan la balanza a su favor.

Es más duradera ya que puedes conservarla hasta por 10 años, mantendrá siempre su forma y textura, no te generará alergias ni otras afecciones y la puedes hervir fácilmente para limpiarla.

En Sileu Cup siempre estamos disponibles para responder cualquier duda que pudieras tener, así que anímate y escríbenos.

La copa menstrual es segura según estudios de la revista médica The Lancet Global Health, así que anímate a probarla.

Te puede interesar: Análisis de certificados de calidad de las marcas de copas menstruales más vendidas.

ISO 10993, USP y FDA Estándares de calidad y Biocompatibilidad de las copas menstruales

Los estándares de calidad se crearon para certificar que las empresas cumplen con los requisitos mínimos para ofrecer la mejor calidad en sus productos o servicios.

De esta manera, los usuarios pueden saber que lo que se ofrece ha pasado por cierta cantidad de revisiones de seguridad que lo hacen más confiable. Esto además permite a las empresas mayor entrada a la competencia del mercado global.

Cuando se trata de productos o servicios relacionados al ámbito de higiene y salud, estos estándares deben comprobar que tales productos no sean perjudiciales para el consumo humano.

Parte de los requisitos para que un producto de este ámbito pueda tener una marca de calidad, es comprobar que sea biocompatible.

Los estándares que califican la biocompatibilidad son el ISO 10993 y el USP.

Aunque existen otros patrones o calificaciones de calidad, son solo estos los que certifican que un producto es biocompatible y completamente saludable para el cuerpo humano.

Biocompatibilidad: ¿Qué significa?

Primero, debemos poner en contexto definiendo cuándo un producto es biocompatible.

La biocompatibilidad es la cualidad que tiene un material para estar en contacto con tejidos vivos sin que estos generen rechazo, alergias o irritación en contacto con el cuerpo.

Para comprobar que un artículo es biocompatible, deben realizarse un grupo de pruebas exhaustivas que descarten que el producto desprendan sustancias nocivas o dañinas para el cuerpo.

Test de Biocompatibilidad ISO 10993 ¿Qué es y para qué sirve?

La Organización Internacional para la Estandarización (ISO, por sus siglas en inglés), es una organización creada para establecer criterios de calidad de productos y servicios a nivel global.

Esta organización, a su vez, está compuesta por sub-organizaciones de estandarización nacional, dando normativa en torno a distintos sectores como los de manufactura, comercio y gestión.

En especial, el ISO 10993 es un estándar que evalúa la biocompatibilidad de dispositivos médicos.

El ISO 10993 realiza pruebas con distintos tipos de materiales médicos de acuerdo a la función a la que estos están destinados, al lugar del cuerpo donde estará ubicado y al modo de aplicación del mismo.

Un grupo de especialistas en biología, química, veterinaria e ingeniería, se encargan de experimentar con los dispositivos médicos, exponiéndolos a ciertas condiciones por un lapso de tiempo determinado, que, al generar una mínima o nula reacción, se comprueba que el material es biocompatible.

El ISO 10993 además está compuesto por subdivisiones que se encargan de evaluar cada uno de los aspectos de los biomateriales en torno a su toxicidad, capacidad mutagénica, cancerígena o de degradación.

Estos están en constante evolución de estudio para afinar aún mas la rigurosidad y la calidad de los productos y servicios.

Este estándar de calidad (ISO 10993) es uno de los únicos sistemas para garantizar la biocompatibilidad médica en artículos relacionados a la higiene o a la salud, como lo son las copas menstruales.

Lista de estándar de calidad ISO 10993

Hasta ahora, el ISO 10993 está compuesto una lista de estándares encargados de aspectos técnicos específicos en la Evaluación Biológica de Implementos Médicos:

  • ISO 10993-1:2018: Parte I: se evalúan los riesgos en el proceso de manejo de dispositivos médicos.
  • ISO 10993-2:2006: Parte II: sobre los requerimientos del bienestar animal.
  • ISO 10993-3:2014: Parte III:  Pruebas de genotoxicidad, carcenogenisidad y toxicidad reproductiva.
  • ISO 10993-4:2017: Parte IV:  Selección de pruebas para la interacción con la sangre.
  • ISO 10993-5:2009: Parte V: Pruebas de citotoxicidad in vitro.
  • ISO 10993-6:2016: Parte VI: Tests for local effects after implantation
  • ISO 10993-7:2008: Parte VII: Residuos de esterilización por óxido de etileno.
  • ISO 10993-8:2001: Parte VIII: Selección de materiales de referencia.
  • ISO 10993-9:2010: Parte IX: Marco para la identificación y cuantificación de los productos de degradación potencial.
  • ISO 10993-10:2013: Parte X: Pruebas de irritación y sensibilidad en la piel.
  • ISO 10993-11:2018: Parte XI: Pruebas de toxicidad sistémica.
  • ISO 10993-12:2012: Parte XII: Preparación de muestras y materiales de referencia.
  • ISO 10993-13:2010: Parte XIII: Identificación y cuantificación de la degradación de artículos médicos hechos de polímero.
  • ISO 10993-14:2009: Parte XIV: Identificación y cuantificación de degradación de productos hechos de cerámica.
  • ISO 10993-15:2009: Parte XV: Identificación y cuantificación de degradación de productos metálicos y sus aleaciones.
  • ISO 10993-16:2018: Parte XVI: Diseño de estudios toxicocinéticos para productos de degradación y lixiviables.
  • ISO 10993-17:2009: Parte XVII: Establecimiento de límites permisibles para las sustancias lixiviables.
  • ISO 10993-18:2009: Parte XVIII: Caracterización química de materiales.
  • ISO/TS 10993-19:2006: Parte XIX: Caracterización físico-química, morfológica y topográfica de los materiales.
  • ISO/TS 10993-20:2006: Parte XX: Principios y métodos para el ensayo inmunotoxicológico de artículos médicos.
  • ISO/TR 10993-22:2017: Parte XXII: Guía para nanomateriales.

Todas estas categorías se encargan de hacer análisis completos de artículos médicos para garantizar la mejor calidad y seguridad.

United States Pharmacopeia (USP)

La USP, o United States Pharmacopeia, es otra organización de estandarización de calidad dedicada a certificar productos medicinales, alimenticios y dietéticos en los Estados Unidos, Australia, Canadá y Nueva Zelanda.

Esta organización sin fines de lucro marca la normativa oficial para expedir medicinas de prescripción libre, y es además aceptada como garantía de calidad en el ámbito alimenticio y farmacéutico a nivel mundial.

Además, junto a alianzas con otras farmacopeas de otras nacionalidades, realizan un compendio de los estatutos de salubridad para garantizar la seguridad y salud pública.

Provee estándares para la composición de implementos médicos y quirúrgicos; la seguridad del paciente, personal y medio ambiente en medicamentos de uso delicado como quimioterapia; y la elaboración calificada de preparaciones libres de contaminantes.

Una de sus clasificaciones, el USP Clase IV, necesita que los implementos médicos sean hechos con materiales con biocompatibilidad comprobada.

De hecho, en la siguiente tabla podemos visualizar una comparación en las pruebas de biocompatibilidad entre el estándar USP y el ISO 10993:

Prueba   USP 88 ISO 10993
Extracción Radio 4g/20ml, 60 cm2/20ml, 120 cm2/20 ml 0.2g/ml, 3 cm2/ml, 6cm2/ml
Irritación intracutánea Nº de liebres 2 3
Cuando se hace rasurado: En el día del examen 4-18 horas antes de la dosificación
Esquema de Dosificación Exámenes y controles en lados opuestos del animal. Exámenes y controles en el mismo lado del animal.
Toxicidad sistémica aguda Peso corporal Se pesa solo en los primeros y últimos días de estudio Se pesa el cuerpo cada día del estudio.
IV Velocidad de Dosis 0.1 ml/seg 2 ml/seg
Criterio de Fallecimiento/perdida >2 ratones Muertos o tienen signos significativos de toxicidad, o si >3 murieron y >10% de pérdida de peso >2 ratones Muertos o tienen signos significativos de toxicidad, o si >3 murieron y >2 gramos de pérdida de peso.
Implantación Nº de liebres 2 3
Periodo de implantación 120 horas (5 días) Dos semanas de implantación preferido.
Evaluación Puntuación macroscópica general del sitio del implante. Puntuación microscópico y macroscópico usando la fijación del tejido.

Como podemos observar, en la primera prueba realizada no hay diferencias significativas, pero en las siguientes, como en la prueba de toxicidad sistémica, el test ISO 10993 hace seguimiento cada día, mientras que la USP solo al principio y al final del estudio.

En el estudio de la implantación, la prueba ISO hace un seguimiento del estudio de 2 semanas, con respecto a la USP que solo son 5 días.

Además, la evaluación del ISO 10993 es mas exhaustiva, ya que no solo hace observación visual general (como en el caso del USP), sino que realiza el estudio a nivel microscópico.

Esto significa que para comprobar que el producto es biocompatible y que el producto médico es realmente de la mejor calidad, la prueba y certificación ideal es la de ISO 10993.

FDA o Administración de Alimentos y Medicamentos

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés), es una agencia gubernamental de los Estados Unidos de América, que se encargada de la regulación de alimentos, medicinas (tanto para humanos como para animales), cosméticos y aparatos médicos, así como demás productos biológicos destinados a consumo.

La FDA regula la expedición de alimentos y medicamentos en los 50 estados de Estados Unidos y dependencias federales.

También es encargada de revisar suplementos de vacunación (humana y veterinaria), suplementos dietéticos y productos biológicos que emiten algún tipo de radiación.

Para comprobar que un alimento o suplemento medicinal es seguro, la FDA realiza pruebas y hace alianzas con estándares internacionales que comprueben la biocompatibilidad para humanos y animales.

En los casos de prueba de implementos que usan silicona médica, como la copa menstrual, se hacen tests con distintos tipos de diluyentes, para comprobar que el objeto no desprenda micropartículas tóxicas, cancerígenas o perjudiciales para el cuerpo.

Otros estándares que no prueban Biocompatibilidad

Algunas empresas que venden productos o servicios relacionados a la salud como las copas menstruales, hacen alarde de tener algunos tipos de certificaciones y garantías que las hacen confiables.

Sin embargo, muchas de estas no corresponden a los estándares de calidad para proteger la salud sino a calidad de gestión de la empresa en sí.

Algunas de estas certificaciones de gestión empresarial que no nos garantizan que el producto es seguro son:

  • ISO 13485: es un estándar de calidad de gestión de empresas que se dedican a fabricar artículos médicos. Este estándar certifica que la empresa sigue una serie de pasos y requisitos en la elaboración del producto, pero no es un certificado de biocompatibilidad del producto como tal.
  • ISO 9001: este estándar está relacionado a la gestión de calidad de una empresa, sin importar el producto o servicio que ofrezca, por lo que no te garantiza que tu copa menstrual sea segura.
  • 2002/72/CE: esta es una normativa de la Comisión de Comunidades Europeas, relativas a los materiales y objetos plásticos destinados a entrar en contacto con productos alimenticios.
  • BFR: (Bundesinstitut für Risikobewertung por sus siglas en alemán), es una institución alemana encargada de asesorar científicamente acerca de la seguridad de productos alimenticios y protección de sus consumidores.Este último no está relacionado ni a la salud ni a la verificación de biocompatibilidad hacia el cuerpo humano.

RelacionadoAnálisis de los certificados de calidad de las marcas de copas menstruales más vendidas

En conclusión

Todas estas normativas tienen un mismo norte: promover la calidad y seguridad de los productos y servicios que ofrecen las empresas a nivel mundial.

Los productos que nos ofrecen las distintas marcas intentan mostrarnos que tienen la mejor calidad, pero si conocemos como medir o evaluar nosotros esa calidad e interpretar  esas certificaciones que nos indican, podremos determinar si realmente nos garantizan que realmente sus productos son de la calidad que dicen tener.

Los controles de calidad sobre un producto pasan a tener una doble función: mientras más rigurosas sean las empresas en generar artículos y productos de calidad, mayor reconocimiento y confianza generarán en los consumidores; y a su vez, estos últimos podrán acceder cada vez más a productos y servicios con mayores garantías de calidad.

Indudablemente, un consumidor adquiere más fácilmente y con mayor confianza un producto si identifica que ha habido controles y evaluaciones previas y que este es seguro, sobre todo, para su salud.

Conoce nuestras normas y certificados de calidad en Sileu.

Copas Menstruales de Silicona de grado Médico: ¿Qué significa?

Es muy probable que si has leído acerca de las copas menstruales hayas visto el término “silicona médica” y, vamos, al ver la palabra “médica” muchas ya sienten cierta confianza.

Es de este material que están hechas nuestras copas, pero ¿por qué es segura la silicona médica (o silicona de grado médico)? ¿Podría causarme alergias o infecciones?

Siempre queremos saber que todo lo que pongamos dentro de nuestro cuerpo es seguro y no puede causarnos ningún daño.

Silicona: primero definamos qué es.

La silicona es un material que se encuentra dentro del grupo de los polímeros. Su principal componente es el silicio (de allí su nombre).

El silicio es uno de los elementos mas abundantes en el planeta tierra. Al ser sometidos a un proceso químico con otros elementos como oxígeno, carbono e hidrógeno, forman lo que vemos como silicona.

Como podemos constatar, la silicona, en contraste con otros materiales de apariencia similar como el plástico, está hecha de elementos naturales.

Debido a sus cualidades y durabilidad, es un material muy versátil, utilizado en cocina, ordenadores, industria del automóvil, agricultura y muchos más.

¿Qué es la silicona de grado médico?

Para su uso clínico, la silicona debe cumplir con ciertos estándares de calidad y aprobación de organismos encargados de la salud, seguridad, medio ambiente y responsabilidad social.

De esta manera, crean una silicona especial para el uso en el cuerpo humano, conocida como silicona médica o silicona de grado médico.

Con esto se busca garantizar la biocompatibilidad con los tejidos corporales, comprobando que el material no desprenda partículas tóxicas o que pueda generar rechazo del cuerpo.

Las copas Sileu, están fabricadas de silicona de grado medico con certificación ISO 10993, ademas certificadas por Intertek, una compañía que se encarga de certificar y descartar que el material contenga Sustancias Altamente Preocupantes (SVHC por sus siglas en inglés).

Por lo tanto, podemos saber que no encontraremos sustancias cancerígenas, mutagénicas, nocivas para la reproducción o tóxicas que puedan comprometer nuestra salud o el medio ambiente.

¿La silicona médica puede producirme alergias?

La silicona de grado médico no contiene látex, es 100% hipoalergénica y no permite la proliferación y alojamiento de bacterias en ella, debido a que no contiene porosidad.

No contiene ftalatos, que son compuestos químicos que hacen más flexible el plástico, ni agentes blanqueantes.

Están fabricadas como otros productos para uso quirúrgico como implantes o como la tetina de los biberones para bebés.

Se puede encontrar que la silicona médica está presente incluso en dispositivos cardiacos como marcapasos y catéteres, lo que demuestra que es un producto inocuo para la salud.

En comparación con otros productos como las compresas y tampones, la copa menstrual debe esterilizarse en cada uso, lo que la hace más higiénica y saludable.

Las silicona de grado médico de las copas menstruales ha sido testeada y certificada por estándares internacionales de calidad como ISO 10993, USP y FDA. Estos exámenes aseguran que el producto es seguro e inocuo para nuestro uso.

Como sabemos, la salud de tu zona íntima es frágil, por lo que siempre debes estar segura de que los productos de higiene que utilices sean de alta calidad, y no liberen sustancias tóxicas que afecten a tu vagina o a la flora bacteriana natural que habita en ella.


Durabilidad y resistencia de la silicona en copas menstruales

Básicamente, las copas menstruales y todos los productos fabricados con silicona tienen súper poderes:.

  • A diferencia del plástico, que libera toxinas al estar expuesto a altas temperaturas y puede producir efectos secundarios, la silicona de alta calidad no desprende ningún tipo de sustancia.
  • La silicona alimenticia es otra tipo de silicona de alta calidad, que se usa en implementos de cocina y para hornear postres por su alta resistencia al calor y seguridad para los alimentos.
  • El calor o el frío extremo ni las inmuta: puedes hervir tu copa menstrual, meterla en el congelador y siempre conservará su forma y consistencia.
  • Son resistentes a radiación ultravioleta, acidez, nieve, sal y no se descompone en microplásticos, por lo que no debemos temer que vayan a ser un agente contaminante en los océanos.

Aunque es muy resistente, no debes dejar de darle los cuidados necesarios a tu copa menstrual al momento de esterilizarla.

Bases científicas sobre la copa menstrual: opción segura y sin fugas.

La revista médica británica The Lancet lanzó una investigación recientemente que arroja bases científicas sobre la copa menstrual, que comprueban su seguridad frente a otros dispositivos menstruales.

La copa menstrual es un dispositivo que no es nada nuevo: comenzó a usarse en la década de los 30, pero debido a su incómodo diseño, material y prejuicios existente en torno a ella para entonces, no popularizó sino hasta muchos años después.

Son 1.900 millones de mujeres en el mundo que están en edades menstruales y que tienen pocas opciones de artículos que pueden usar durante el periodo menstrual.

The Lance determina que, por muchas razones culturales como ignorancia en torno al tema, prejuicios y religión, son pocos las investigaciones destinadas al proceso menstrual, un proceso natural de la mujer.

De este modo, decidió realizar una investigación profunda acerca de la copa menstrual, centrándose específicamente en su riesgos a fugas, aceptabilidad y seguridad hacia nuestra zona íntima.

Pero, ¿en qué se basó dicho estudio?

Bases científicas y estudios anteriores sobre la copa menstrual

En mayo de 2019, The Lancet Public Health  comenzó una búsqueda de información en distintos portales médicos, informes académicos, la FDA y otras organizaciones que pudieran arrojarle datos específicos sobre el uso de la copa menstrual.

Un criterio de selección de las investigaciones fue que estas tocaran temas de aceptabilidad, seguridad y sobre todo, lo que más inquieta a las mujeres: las fugas usando las copas menstruales.

A pesar de la poca cantidad de estudios de calidad que existe en torno al tema, se obtuvieron datos de 43 investigaciones que contaban con un total de 3.319 participantes, quienes probaron las copas y dieron diagnóstico de su uso.

El 73% de los participantes expresaron su deseo de continuar utilizando la copa menstrual, las cuales, además, no obtuvieron ningún efecto negativo en la flora bacteriana natural de la vagina.

Estos estudios fueron realizados con participantes provenientes de distintos países, con ingreso altos, medianos y bajos, para asegurar inclusión de todo tipo de mujeres que probasen el producto.

Las fugas con la copa menstrual: ¿qué dice The Lancet?

Aunque las empresas fabricantes de copas vaginales realizan pruebas que certifican que (siempre y cuando estén bien colocadas) no existen riesgos de fugas de sangre, son pocas las bases científicas que prueban en efecto la posibilidad de que estas no ocurran.

De tal manera, en 4 estudios que encontraron sobre fugas, comprobaron que en comparación a tampones y compresas, las copas menstruales tuvieron igual o incluso MENOS salida de la sangre menstrual.

Esto significa que con el buen uso de las copas vaginales, las fugas de la menstruación son poco probables.

Al ser un dispositivo que necesita práctica para su uso correcto, la salida de sangre podría ocurrir en una fase inicial.

The Lancet aclara que en algunos casos especiales, como cuando existen condiciones como sangrado menstrual intenso o anomalías de la anatomía femenina, es necesario utilizar una copa menstrual de mayor tamaño para evitar derrames. 

Copas menstruales seguras

Lo que puede interesar a muchas mujeres, es que con dichas bases científicas se determinó que el riesgo de infecciones vaginales con la copa menstrual es menor que con el uso de otros productos, tanto en mujeres europeas, norteamericanas y africanas.

Por otro lado, en 500 mujeres participantes no se observaron efectos adversos en la vagina, cérvix o en el útero.

Se contaron algunos casos de participantes que sufrieron el Síndrome de Shock Tóxico, pero no quedó comprobado que tuviera relación con el uso de las copas menstruales.

Además, como un efecto colateral, el riesgo a contraer Infecciones de Transmisión Sexual en Kenia disminuyó con el uso de copas menstruales debido a que decreció los comportamientos sexuales riesgosos, implementados para obtener dinero para comprar compresas.

Sin embargo, existe la necesidad de incrementar las investigaciones que se hacen en relación a las copas vaginales, no solo en cuanto a la seguridad de su uso y sino a la del medio ambiente también.

The Lancet concluye que las copas menstruales son “una opción segura” para el manejo de la menstruación internacionalmente.

 

Lo que opinan las mujeres acerca de la copa menstrual en el estudio de The Lancet.

En los países de bajos y medianos ingresos, los derrames de menstruación y rozaduras “son una preocupación común”, al usar productos menstruales como compresas desechables, tampones y papel higiénico.

Sin embargo, con la copa vaginal, muchas chicas y mujeres mostraron preocupación en cuanto a si esta les causaría dolor, qué talla de copa usar y si afectaría su virginidad o su salud reproductiva.

Como la copa menstrual es un producto relativamente novedoso, existen muchas inseguridades y prejuicios en torno a su uso, pero así como lo afirman las bases científicas, es una opción segura para su uso.

Actualmente, debido al auge que han tenido, existe mucha información disponible de cómo usar las copas menstruales correctamente y educación de la anatomía femenina que podría solventar tales preocupaciones.

Ventajas económicas y ecológicas de la copa menstrual

El estudio de The Lancet menciona que además existen grandes ventajas económicas en el uso de la copa menstrual, que es un producto de silicona médica reusable que puede durar hasta 10 años.

En primer lugar, los ahorros son mayores al no tener que comprar al menos un paquete de compresas desechables y tampones cada mes, además de los ahorros en lavandería y jabones especiales para desmanchar la ropa interior.

Si cada mujer usa de una a dos compresas diarias en un periodo menstrual promediado en 5 días, durante toda su vida, el impacto ecológico es desmesurado.

No pasa lo mismo con la copa menstrual, que apenas supone una pequeña fracción de los desechos acumulados a lo largo de los años en comparación con otros productos de higiene íntima.

Por esta razón, y soportado en tales bases científicas, la copa vaginal es la opción mas amigable con el medio ambiente.

Para mas información, puedes leer el reporte completo realizado por la revista médica The Lancet Public Health.

Todo sobre la Menopausia, Síntomas y Trucos para aliviarlos

Desde nuestra pubertad, las mujeres sabemos que la menstruación tiene una fecha de caducidad, y cuando ya somos adultas pudiéramos comenzar a sentir ciertas incomodidades que son completamente naturales: estas podrían ser los primeros síntomas de la menopausia.

Esta etapa está ciertamente estigmatizada porque anteriormente se creía que, una vez llegada la menopausia, comenzaba otra nueva etapa caracterizada por el retiro y el fin de la vida como mujer activa.

La verdad es que no hay nada menos cierto porque, incluso más de un tercio de la vida promedio de la mujer se vive sin menstruación y transcurre normalmente.

Así que no te alarmes: la transición hacia esta etapa puede durar años y va a ser paulatina. En este artículo te daremos más información para hacerte sentir segura y TIPS para aliviar los engorrosos síntomas de la menopausia.

Menopausia: ¿qué sucede en esta etapa?

Como sabemos, la menopausia es un proceso natural en el que la mujer culmina la etapa fértil de su vida. Este proceso ocurre con el envejecimiento de los ovarios, promediado entre los 45 y 55 años de edad, aunque existe la posibilidad de que se dé precozmente a partir de los 30 años.

Los ovarios, encargados de producir todo el material para la fecundación, dejan de producir estrógenos y progesterona, que son las hormonas responsables de la fertilidad y del ciclo menstrual.

Las condiciones para que la menopausia ocurra naturalmente van a depender del estado de salud de la mujer, si le han realizado extirpación de los ovarios o presentan problemas hormonales, enfermedades u otros padecimientos.

8 síntomas principales de la menopausia

Suele suceder que las mujeres le temen más a los síntomas que acarrea la menopausia, que al mismo cese de fertilidad y menstruación.

Como lo mencionamos anteriormente, este es un proceso paulatino. Esta transición es mejor conocida como perimenopausia, una etapa en la que la menstruación puede comenzar a estar mas irregular, tener ciertas variaciones y darse síntomas que se van presentando poco a poco.

La perimenopausia puede durar hasta 10 años, en el que los periodos pueden acortarse o alargarse unos días, la regla puede saltarse meses y venir nuevamente hasta que se cumpla un lapso de 12 meses consecutivos sin regla, en el que se da por finalizada la menopausia.

Otros de los síntomas son:

  1. Los famosos sofocos: los repentinos episodios de calor, generalmente en brazos, pecho y cuello.
  2. Sudoración nocturna: puedes llegar a empapar de sudor las sábanas.
  3. Periodo menstrual irregular: podrías tener regla escasa o muy profusa, todos los meses o con faltas frecuentes.
  4. Cambios de humor: en esta etapa se está más propenso a sufrir de depresión y ansiedad, producto de la fluctuación hormonal.
  5. Cambios en las zonas íntimas: las paredes vaginales se vuelven más delgadas y pierden elasticidad.
  6. Infecciones de la vejiga y vagina.
  7. Debilidad de los huesos: consume calcio y vitamina D para evitar osteoporosis.
  8. Pérdida de apetito sexual: ocasionada por la disminución de la hormona encargada de la sexualidad.

Qué hacer para aliviar los síntomas de la menopausia

Como todo tiene solución, no hay que alarmarse cuando se presenten estos síntomas ya que existen muchos métodos que te ayudarán a diluir la incomodidad y a que este proceso no sea un martirio.

En primer lugar, algunas recomendaciones previas:

  • Es recomendable mantener un peso saludable. Hacer ejercicio te ayudará a mantenerlo y a mejorar tu estado de ánimo porque segregas oxitocina, la hormona del placer.
  • No se recomienda fumar tabaco.
  • No ingerir bebidas alcohólicas en exceso y con regularidad (sabemos que una copa no le hace daño a nadie).
  • Comunícate con tu pareja: hablar sobre tus molestias incrementará la comprensión y te dará compañía.

Trucos para aliviar los síntomas de la perimenopausia:

  • Los médicos suelen recomendar los tratamientos hormonales, que muchos de ellos son sintéticos pero son de gran ayuda.
  • Si quieres conseguir esos estrógenos naturales de otra manera, prueba aumentando la ingesta de alimentos altos en fitoestrógenos como:
  •  Semillas de lino.
  • Guisantes.
  • Nueces pecanas.
  • Plátanos.
  • Semillas de girasol

Esta ingesta de estrógenos te ayudará a combatir el déficit de estas hormonas, producto de la menopausia.

  • Para sobrevivir a los sofocos súbitos, aplica compresas de agua fría en la zona del pecho, brazos y cuello; mantente hidratada y date baños con agua fría.
  • Consume legumbres y vegetales verdes como la espinaca, el berro, perejil, lechuga. Son ricos en calcio y te ayudarán a prevenir osteoporosis.

Otros síntomas, sangrado continuo y cuando asistir al médico.

Debido a problemas del sistema endocrino, enfermedades o condiciones especiales, los síntomas pueden variar en cada mujer y tener complicaciones que hacen necesaria la visita al médico.

Siempre se recomienda asistir a consulta médica cuando se observan características anormales en los síntomas presentados.

Después de la menopausia no debe existir sangrado, pero es común que debido a las fluctuaciones hormonales se presenten sangrados irregulares durante la perimenopausia.

Estos sangrados son anormales cuando: el sangrado es muy intenso, dura mas de lo normal, viene en menos de tres semanas u ocurre después de tener relaciones sexuales con penetración.

Aunque esto ocurra durante la perimenopausia, puede que estos cambios anormales estén siendo producidos por otros trastornos o enfermedades.

Entre las causas podrían estar pólipos, que son tumores no cancerígenos que se adhieren al endometrio y podrían causar sangrado; reducción o aumento de la densidad endometrial, consecuencia propia de la perimenopausia; cáncer de endometrio; entre otros.

De igual manera, si estás alrededor de los 30 años y sientes que puedes estar presentando los síntomas de la perimenopausia, incluyendo la irregularidad de la regla sin que haya embarazo, puede que tengas una menopausia precoz.

En estos casos, debes acudir a tu médico de cabecera para que dé el diagnostico pertinente a tu situación y te brinde tratamiento.

Si quieres saber más sobre el sangrado abundante, lee nuestro artículo sobre el flujo abundante y consejos para saber qué hacer y cómo medirlo.

Cómo adelantar la regla: fácil y seguro

Tienes un evento, vacaciones planificadas, un día de playa para el fin de semana, una cita que no quieres perder, pero… tu regla viene a arruinar tus planes. No te preocupes, a muchas les pasa que necesitan adelantar la regla (o incluso retrasarla) un par de días, así que te daremos algunos tips, métodos y actividades que puedes hacer para adelantar la regla.

Debemos aclarar, en primer lugar, que ninguno de estos métodos te garantizan al 100% hacer que te baje la regla más rápido, pero en muchos casos sí han resultado efectivos y te ayudarán a planificar mejor tus actividades.

Como sabemos, en internet podemos encontrar muchas sugerencias para modificar un poco el ciclo menstrual, pero debes tener en cuenta de que algunos de ellos no son para nada efectivos e incluso podrían afectar tu salud.

¿Tiene riesgos? Cosas que debes saber antes de adelantar la regla

La menstruación es un proceso natural muy complejo: el cuerpo de la mujer está diseñado para generar los ambientes necesarios para la fecundación. Todos estos procesos son controlados por las hormonas que siguen, mes a mes y en condiciones normales, un cierto patrón.

Así, cada etapa del ciclo tiene una función, y jugar un poco con los días de tu menstruación haciendo que la regla baje más rápido, no te hará daño si lo haces una vez y no lo tomas como un hábito.

Adelantar o retrasar tu ciclo constantemente puede generar tanto desórdenes hormonales que produzcan otros padecimientos, como descontrol de los días del ciclo menstrual que pudiera significar que métodos anticonceptivos como el ritmo, no funcionen.

Independientemente de las razones que tengas para adelantar o retrasar la menstruación, es pertinente aclarar que algunos métodos pueden ser peligrosos para aquellas mujeres que sospechen de estar embarazadas.

Además, no está comprobado científicamente cómo hacer que baje la regla por primera vez, así que hay muchos métodos sugeridos en internet que muy probablemente no surtan efecto.

Métodos para hacer que baje la regla anticipadamente y de forma segura.

1. Píldoras anticonceptivas

Los métodos anticonceptivos hormonales como las píldoras suelen regular el ciclo menstrual para que dure exacto una cantidad de días.

La píldora anticonceptiva suele traer 21 pastillas correspondientes para los primeros 21 días del ciclo, lo que significa que hay otros 7 días de descanso en los que estas se suspenden.

Si interrumpes el tratamiento antes del día 21, la regla te bajará antes. Este método no pondrá en riesgo tu salud.

2. Infusiones de té y remedios caseros

Infusion de te para adelantar la reglaTomar infusiones de té caliente puede ayudar a relajar y dilatar los vasos sanguíneos dando paso a que la regla baje más rápidamente. Además, muchas hierbas son beneficiosas para la salud y pueden ayudarte a prevenir enfermedades.

  • Té de orégano: este té tiene propiedades antiinflamatorias y digestivas, que además de que ayuda a que la regla llegue antes, mejorará los molestos síntomas que vienen con ella.

En una taza de agua hirviendo, agrega un puñado de estas hojas (frescas o secas), hiérvelas por un minuto y deja reposar. Puedes añadirle miel para darle un mejor sabor.

  • Té de canela: la canela es el remedio estrella para ayudar a mejorar la circulación, subir los niveles de endorfinas y favorecer las contracciones del útero. Un té de canela te ayudará a adelantar la regla al menos por un par de días.

Es recomendable descartar posible embarazo que sea el causante del retraso menstrual.

  • Té de camomila: además de todas las propiedades positivas que tiene la manzanilla o camomila, el té de esta hierba te ayudará a que la regla baje antes. Toma dos veces al día la infusión caliente y actuará como vasodilatador.
  • Aunque no es una infusión de té, aumentar la ingesta de Vitamina C puede ayudarte, porque esta tiene efectos sobre los niveles de progesterona y estrógenos, hormonas responsables de la menstruación.
  • La papaya, además de ser un excelente digestivo, es una buena opción para consumir si buscas acelerar tu periodo.

Trucos que ayudan a que baje tu menstruación

Puedes realizar algunas actividades que ayudarán a acelerar el proceso de llegada de la regla de una manera segura para tu cuerpo, y que además producirán notables efectos positivos para tu salud en general.

  1. Relájate un poco: Sabemos que el estrés es un causante importante de los retrasos de la menstruación (siempre que no estés embarazada), por lo que encontrar actividades como meditación, yoga o incluso salir con amigos pueden ayudarte a reducir los niveles de estrés y con esto, destensar todos los músculos del cuerpo para que los procesos fluyan.
  2. Sí al sexo: Definitivamente, todas las hormonas liberadas durante el sexo (y durante el orgasmo), más las contracciones uterinas que se producen al mismo tiempo, ayudan a adelantar la regla. El cérvix se dilata y acelera este proceso.
  3. Ejercítate: Algunos entrenamientos intensos pueden ayudarte a que baje antes la regla.

Otras consideraciones

Así como estas técnicas de calor, vasodilatadoras y relajantes de los músculos uterinos, pueden ayudarte a que tu regla baje con anterioridad, aplicar las técnicas contrarias (como compresas frías) podrían ayudarte a retrasarla un poco.

Es importante acotar que jugar un poco con la fecha no adelantará tu periodo por más de unos pocos días.

Existen algunos otros métodos sugeridos en internet que no son recomendables para la salud y, mucho menos, si sospechas que estás embarazada porque son técnicas que, aplicándolas incorrectamente, podrían inducir al aborto y a otras complicaciones.

Uno de estos, por ejemplo, es el uso de aspirinas para hacer que baje la regla o el té de ajenjo.

Lo ideal es asegurarse que todo está bajo control y siempre consultar a tu médico especialista al querer llevar a cabo algunas de estas prácticas, sin poner en compromiso tu salud y la de un posible bebé.

Para saber cuáles otras causas pueden estar retrasando tu menstruación, visita nuestro artículoPor qué no me baja la regla si no estoy embarazada” 

Genitales femeninos: Vulva y vagina

Es muy común que las mujeres tengan dudas relacionadas a sus propios órganos reproductores y piensan que la vagina es lo mismo que la vulva. No te preocupes, en este artículo conocerás mejor tus genitales femeninos externos e internos, sus funciones y por qué son diferentes a pesar de estar en la misma zona del cuerpo.

¿Por qué es importante conocer los genitales femeninos?

Es importante porque nos permite delimitar las partes de nuestro cuerpo y determinar si algo anda mal con nuestra zona íntima, que en muchas ocasiones, es un área desconocida y poco explorada por nosotras mismas.

Los genitales femeninos

Los genitales femeninos se dividen en genitales externos y genitales internos.

Genitales externos

Son los que están en contacto con el ambiente exterior. La vulva es parte de ellos.

La vulva está compuesta por:

  • Monte de venus
    • Labios mayores y menores
    • Clítoris
    • Meato uretral
  • Glándulas vulvares:
    • Bartolino
    • Skene o vestibulares

Los genitales internos

Se encuentran dentro del cuerpo, como es el caso de:

  • La Vagina, que comprende:
    • Zona heminial
    • Punto G
  • Útero, acompañado en su parte inferior por el cérvixque se contacta con la vagina.
  • Trompas de Falopio
  • Ovarios

Genitales femeninos externos: La Vulva

Monte de venus

Se encuentra por debajo del ombligo. Es la parte superior o parte frontal de la vulva y se encuentra constituido por vellos denominados vellos púbicos. Contiene grasa (adipocitos) y nos ayuda a proteger los genitales durante las relaciones sexuales.

Los labios mayores

Es un repliegue de piel que se encuentra en la parte de afuera de los genitales, previa a la entrada de la vagina. Está cubierto de vello.

Labios menores

Son los que se encuentran justo en la entrada de la vagina a los lados de los labios mayores. Son delgados, no contienen vello y almacenan las glándulas que se encargan de secretar fluido para la lubricación durante las relaciones sexuales.

Clítoris

Es el órgano sexual eréctil de la mujer. Tiene características anatómicas iguales al pene, que contiene fibras nerviosas altamente sensibles que permiten tener un orgasmo conocido como “orgasmo clitoriano”.  Éste se encuentra ubicado en la parte superior de la vulva y se visualiza en el medio externo con facilidad.

Meato uretral

El meato se encuentra ubicado por debajo del clítoris y justo en la entrada de la vagina, a los lados de los labios menores. Es un orificio que permite la salida de la orina proveniente de la vejiga.

Glándulas vulvares:

  • Bartolino es una glándula pequeña no visible, que se encuentra en la apertura de la vagina, en la parte inferior, a los lados de los labios menores. Esta se encarga de la lubricación durante las relaciones sexuales.
  • Skene (conocidas también como glándulas vestibulares menores o parauretrales): esta glándula se encuentra ubicada al lado de la uretra, y a su vez a los lados de los labios menores. Encargada de la secreción de moco para la movilización y nutrición de los espermatozoides durante la fecundación.

Genitales femeninos internos: La Vagina

Forma parte los genitales internos. Es una cavidad hueca con musculatura interna y mucosa, que se delimita:

  • A los lados con las paredes vaginales
  • En el fondo con el cérvix
  • En la parte inferior con la zona heminial, siendo este el límite con los genitales externos.

Además, en su mucosa contiene pliegues que permiten sostener la copa menstrual, también ayudan a expandir su tamaño durante las relaciones sexuales según las medidas del pene, adaptándose a él sin dificultad.

La vagina permite la salida de flujo genital y la expulsión del bebé durante el parto.

Las medidas de la vagina son variables y dependerán de las condiciones de cada mujer, tales como como su edad, si ha tenido o no partos, entre otras. Naturalmente la vagina va de los 8 cm a los 12 cm de profundidad. Conocer tu vagina te ayudará a tener una medición exacta de ella.

La Vagina está compuesta por:

Zona Heminial

El himen es una membrana delgada que se encuentra justo en la entrada de la vagina. Cada himen en cada mujer es diferente. Esta es la membrana que se rompe al realizar por primera vez relaciones sexuales con penetración.

Punto G

El punto G (sitio de mayor placer sexual) se encuentra en la parte superior de la vagina entre los 3 y 5 cm de su inicio en un punto delgado que permite, durante las relaciones sexuales, alcanzar el orgasmo. Sin embargo, solamente el 30% de las mujeres han llegado a un orgasmo vaginal.

Cérvix o cuello uterino

Es la parte inferior del útero ubicado en el fondo de la vagina. Tiene forma de cilindro y une el cuerpo uterino con la vagina. Posee un orificio que permite la entrada de espermatozoides para la fecundación y dar a lugar la formación del embarazo.

Tras su dilatación, hace posible la salida del bebé para pasar por la vagina durante el parto y además, permite la salida de la sangre que proviene del útero durante la menstruación.

El cuello uterino, es la razón por lo que tu copa no se perderá en la vagina ni se irá hacia el abdomen. Este se puede auto-explorar con el dedo para precisar qué tipo de copa menstrual es la ideal y si tu cuello es alto o bajo.

Aquí te damos algunas técnicas para localizar tu cérvix. 

El cuello uterino se puede sentir redondo y como si se tocara la punta de la nariz.

Barrera natural de defensa de la vagina y la vulva

Los genitales son una de las zonas del cuerpo humano más inteligentes en su función, capaz de defendernos de gérmenes externos.

Es por ello que la vulva y la vagina tienen barreras de defensa naturales como el vello púbico y la secreción de moco, que permiten mantener estables los gérmenes propios que nos defienden.

Los hongos naturales (Cándida y Lactobacillus) regulan el pH, haciéndolo ácido para que ningún germen extraño llegue al útero.

Enfermedades más comunes en genitales femeninos

Existen diversas enfermedades que afectan a la vulva y a la vagina, por lo que es necesario conocer tus genitales para determinar si hay algo anormal. Mencionaremos las enfermedades más comunes:

Vulva

Dentro de ella podemos conseguir:

  • Forunculitis: que es infección de los folículos pilosos del vello genital.
  • Bartolinitis: es una inflamación de la glándula que en algunas oportunidades puede migrar gérmenes y producir infección.
  • Infecciones de transmisión sexual la más común verrugas genitales por el virus del papiloma humano (VPH)

Vagina

  • Infección genital: puede ocurrir por gérmenes externos o por la flora natural de la vagina al existir un desbalance y descontrol del pH, lo que ocasiona un flujo de diferentes características.
  • Dolor a la penetración vaginal: esto es conocido como enfermedad, ya que no permite tener una relación sexual sana y es causada en muchas oportunidades por infecciones vaginales mal tratadas, focos de endometriosis (células del útero en vagina), etc.
  • Prolapso de órganos pélvicos: se denomina así al descenso que puede ocurrir por daño de la musculatura y tendones de la vagina, los cuales permiten el sostén de los órganos que se encuentran dentro de la pelvis (del útero, vejiga, recto).

Siempre es necesario saber y entender tus genitales. Esto te dará, como mujer, la seguridad que necesitas para detectar y/o prevenir enfermedades a futuro.

Mi primera copa menstrual: Tips y consideraciones para principiantes

Si aún no sabes cómo funciona la copa menstrual y te da miedo usarla por primera vez, no te preocupes: aquí te daremos algunos tips para elegir tu primera copa menstrual, cuál es la que se adapta mejor a ti y qué consideraciones debes tener al momento de iniciarte en este nuevo mundo.

1. ¿Qué debes saber para elegir tu primera copa menstrual?

Siempre al inicio es difícil determinar qué copa es la ideal para ti. Es por ello que lo primero que debes tener en cuenta es:

· SABER DÓNDE ESTÁ TU CÉRVIX

Esta es la parte que muchas veces se dificulta ya que no sabes si tu cérvix es alto o bajo y qué copa utilizar según su altura. Por eso es importante que aclares este punto para localizar tu cérvix y ¡sigas adelante!

Si tu cérvix es bajo, te recomendamos una copa pequeña, como es el caso de nuestro modelo de copa Bell, ya que su tamaño es menor que el del resto de las copas en nuestra marca Sileu y tiene una flexibilidad de 3.

Esta misma copa es igualmente recomendable para las mujeres vírgenes.

· EDAD

Una recomendación habitual es que las mujeres que sean menores de 25 años, utilicen la talla más pequeña (S) y las mayores de 25 años, la talla más grande (L). Sin embargo, esta recomendación no suele ser tan representativa como la siguiente:

· SI HAS TENIDO PARTO NATURAL O NO 

Este factor es el más importante  y fundamental a la hora de escoger una talla de copa menstrual. La ideal para aquellas que hayan dado a luz naturalmente es la talla L, mientras que para mujeres que no han tenido partos o estos han sido mediante cesárea, la más recomendada es la talla S.

· SI TIENES MÚSCULOS PÉLVICOS FUERTES

Cuando hablamos de músculos pélvicos fuertes, nos referimos a esas mujeres que realizan algún tipo de deporte: natación, yoga, pilates, atletismo, levantamiento de pesas, etc. Son mujeres que necesitan una copa fuerte (poco flexible) y resistente para su vagina, ya que los músculos de esta zona también se encuentran ejercitados.

Para este tipo de mujeres se recomienda la copa modelo Sport, que se adhiere muy bien a las paredes vaginales y es rígida, con una flexibilidad 1 que no se mueve fácilmente, por lo que puedes realizar toda clase de actividades en tus días de menstruación.

· SI TIENES MÚSCULOS PÉLVICOS DÉBILES

Son aquellas chicas que han tenido algún antecedente como partos naturales complicados con  desgarros (ruptura incidental de alguna parte de la vagina durante la salida del bebe), obesidad u otros factores que debiliten el suelo pélvico.

Si este es tu caso e incluso tienes un cérvix un poco bajo, es importante que elijas una copa que sea suave y flexible para tu zona íntima. El modelo Soft.es ideal para ti, porque es ultra suave y tiene una flexibilidad de 8.

· SI ERES VIRGEN:

No temas: ¡Tú también puedes usarla! Las chicas que son vírgenes pueden usar la copa sin ruptura del himen.

Todas estas son condiciones importantes para determinar cuál puede ser tu primera copa menstrual. 

2. ¿Cuál copa es la ideal para ti?

Además de las condiciones que explicamos anteriormente, y si ya sabes cuales de estas aplican para ti, existen otras copas menstruales que podrías considerar al momento de comenzar a usarlas.

Si es tu primera vez en el uso de las copas y no sabes cuál elegir, se recomienda el modelo Tulipel modelo Classic,  que tienen una flexibilidad 5 que es intermedia entre lo rígida y blanda.

Otra de las opciones como principiante es el modelo Rose, diseñada para aquellas chicas sin experiencia que se encuentren en iniciación. Tiene una flexibilidad de 3, adaptándose muy bien a las paredes vaginales y su textura al tacto es aterciopelada, además de tener una linda apariencia parecida a una rosa.

3. ¿Cómo se coloca la copa menstrual?

Existen diferentes posiciones y métodos que te ayudarán a colocar tu copa menstrual. Ya sea en cuclillas, sentada o acostada, la mejor forma será la que se adapte mejor a tu comodidad.

Es por eso que es importante leer algunos artículos creados para ti, donde hablamos de esas técnicas que puedes utilizar y en donde se explica, paso a paso, la manera correcta para colocar la copa sin que te hagas daño.

4. ¿Cómo limpiar y esterilizar la copa menstrual?

Es importante conocer todos los productos que nos ayudan a esterilizar la copa menstrual antes de cada uso, para garantizar que no haya bacterias u hongos que puedan afectar a tu vagina. Aquí puedes conocer los mejores tips de cómo limpiar tu copa menstrual.

La copa debe ser lavada entre cada 8 y 12 horas como máximo con agua y jabón neutro. Antes de introducirla o sacarla, debes siempre lavarte las manos.

Siempre en los artículos de nuestro blog somos enfáticos en la esterilización de la copa menstrual y el lavado de las manos antes de manipular la copa hacia tus zonas íntimas.

Por esta razón, en este artículo no se nos escapa mencionar la importancia del aseo.

Mitos que debes BORRAR de tu cabeza al elegir tu primera copa menstrual.

Siempre al realizar actividades nuevas surgen dudas, nerviosismo y miedo. Por esta razón existen muchos mitos y tabúes relacionados con la copa menstrual que suelen pasar de boca en boca y pueden ser difíciles de no creer.

La copa es un dispositivo vaginal creado desde los años 30 y perfeccionada a la largo del tiempo hasta la actualidad. Es reconocida por médicos como un dispositivo seguro para las mujeres.

Sin embargo, existen prejuicios y dudas referentes a la creencia de que la copa te hará daño y es importante aclararlas.

NO ESPERES A QUE LOS DEMÁS TE LO CUENTEN. VIVE TU PROPIA EXPERIENCIA E IMPARTE TUS CONOCIMIENTOS SOBRE ESTE NOVEDOSO ARTÍCULO.

¿Sexo con la regla? Beneficios y tips para evitar manchas

¿Se puede tener sexo con la regla?

Simple: Sí. Vamos a dejar atrás los mitos en torno a una supuesta “salud” para la mujer que prohíben tener sexo con la regla porque podría generar quién sabe qué, o el estigma de desagrado hacia este proceso natural de “detox” que impide pensar tales cosas como tener sexo.

El tabú existe debido al desconocimiento, el cual pasa de generación en generación por motivos sociales y hasta religiosos y que genera una matriz de opinión tanto en hombres como en mujeres.

Además, existe la inquietud e incomodidad que genera pensar en las manchas y “contratiempos” venideros después del sexo cuando se tiene la menstruación, pero siempre tenemos opciones que puedes practicar para evitar estas molestias.

La verdad: ¿Qué dice la ciencia acerca del sexo con la regla?

Para los médicos, el sexo durante la menstruación tiene el visto bueno. Salvo algunas condiciones, tener relaciones sexuales con o sin penetración durante estos días del mes puede ser muy beneficioso.

  1. Adiós calambres y dolores menstruales:

En condiciones normales, el orgasmo dispara hormonas del placer como lo son la oxitocina, dopamina y endorfinas, que reducen el estrés y el mal humor. Durante la menstruación, estas hormonas funcionan como calmantes de los molestos dolores menstruales, migrañas y cólicos.

Los calambres son producidos por las contracciones que liberan el revestimiento uterino. Durante el sexo, el útero se contrae y se relaja, haciendo que esta fina capa salga fácilmente y, con esto, adiós a los calambres.

¡Ah! Y la masturbación también cuenta. La estimulación del clítoris tendrá el mismo efecto y no tendrás que lidiar con manchas.

  1. Tu libido sube:

Si alguna vez sentiste mayor deseo sexual en tus días de regla, no estás sola. Nuevamente, las hormonas salen a escena y debido a su alta fluctuación, es natural que experimenten mayor deseo y excitación en estos días.

Los estrógenos y testosterona están bajos en el primer día de regla, pero a medida que avanza, estos suben, generándote este aumento de apetito sexual.

Asimismo, otras mujeres tienen este pico de deseo sexual durante el periodo de ovulación, que se da entre el día 11 y 16 del ciclo menstrual.

  1. Lubricación garantizada:

En estos días cuentas con un extra de lubricación, lo que aumenta el placer y evita irritaciones dentro de la vagina. Además, evitas el uso de lubricantes sintéticos: la sangre es toda naturaleza.

  1. Menstruación más corta:

Como lo mencionamos anteriormente, las contracciones uterinas durante el sexo hacen que su revestimiento salga más rápidamente, acortando con esto tu menstruación.

Algunas consideraciones que debes tener en cuenta:

  • Todo indica que sí es seguro tener relaciones sexuales durante tu periodo, pero no significa que sea necesario hacerlo. Todo va a depender de tu comodidad, ya que es tu cuerpo y tu decides qué hacer dependiendo de cómo te sientas.

Es normal que a muchas mujeres no les guste tener sexo con la regla, porque en estos días aumenta la incomodidad física y emocional: Suelen tener calambres, dolor de cabeza, extra de sensibilidad y el humor es una montaña rusa.

Por lo tanto, si no te apetece, tienes el resto del mes para divertirte.

  • La comunicación es importante en toda relación. Muchas mujeres tienen el temor de que su pareja (sobre todo en relaciones heterosexuales) pueda sentir cierta aversión hacia la regla, pero en ocasiones el caso es que tal sensación no existe y hablarlo podría mejorar tu vida sexual a distintos niveles.
  • Sí, podrías quedar embarazada. Tener la regla no es sinónimo de poder tener relaciones sin protección. Aunque el riesgo es menor que en los días fértiles, cada cuerpo tiene comportamientos diferentes y sí existe la posibilidad de quedar embarazada. No dejes de usar protección, aún en estos días.
  • Además, el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual aumenta debido a que el cuello uterino se encuentra ligeramente más abierto para dejar salir la sangre, lo que permite la entrada de bacterias, hongos o virus que pueden afectarte.

Lo más recomendable es protegerse siempre.

 Tips y consejos para evitar manchas al tener sexo con la regla.

  1. Lo innovador: La copa menstrual es un aliado en el que puedes confiar para evitar derrames. Puedes hacerlo con ella puesta sin problemas, no te causará ninguna incomodidad. Para esto, debes siempre elegir la copa menstrual que se amolde a ti, y aquí te damos algunos tips para seleccionar la adecuada.
  2. El tip confiable: puedes buscar una toalla de color oscuro y colocarla sobre cualquier superficie para evitar manchas. De igual manera, hacerlo en la ducha, por ejemplo, evitará todo contratiempo.
  3. Si llevas puesto un tampón, retíralo antes de tener relaciones sexuales.
  4. Puedes tener a la mano toallitas de aseo para limpiar luego de la acción.
  5. La gravedad es tu aliada: hay ciertas posiciones (como el misionero) en la que la gravedad mantendrá la sangre dentro de tu vagina.

Conclusión: no te hará daño tener sexo con la regla. Por el contrario, podría traerte beneficios y hasta ser más placentero. Solo recuerda siempre protegerte y seguir tu instinto: Si no te apetece, no es necesario tener sexo.