¿Todas podemos usar hormonas?

¡NO!, es por eso que la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el año 2015 crea unos criterios de elegibilidad para el uso adecuado y seguro de anticonceptivos para cada caso particular.

En vista que los anticonceptivos hormonales que se encuentran en el mercado son hechos a base de estrógenos y progesterona, son muchos los efectos adversos que se han descrito en el organismo a causa de los ellos.

¿Qué dice la OMS?

Organización Mundial de la Salud
Logo de la OMS

De acuerdo a la OMS, existen unos criterios de elegibilidad para el uso de anticonceptivos, debido a que éstos pueden afectar de forma muy negativa a muchas mujeres que sufren enfermedades que empeorarían su estado de salud o contribuiría a que sean un factor de riesgo fatal para la misma, por lo que debemos asegurar un uso correcto y seguro de los anticonceptivos hormonales.

Se establecen 4 categorías donde se determina si el método anticonceptivo puede usarse o no, donde la 1 no tiene contraindicación en su uso y la 4 hay contraindicación absoluta de su uso.

¿Cuáles son las categorías?

Aquí te explicamos:

Categoría 1: El método anticonceptivo se puede usar en cualquier circunstancia. Una condición en que no hay restricción para el uso del método anticonceptivo.

Categoría 2: En general se puede usar el método anticonceptivo. Una condición en la que las ventajas de usar el método generalmente superan a los riesgos.

Categoría 3: El uso del método no es recomendado a menos que otros métodos más adecuados no estén disponible. Una condición en la que los riesgos usualmente sobrepasan a las ventajas de usar el anticonceptivo.

Categoría 4: No puede ser usado. Una condición que representa un riesgo inaceptable para la salud si se utiliza el anticonceptivo.

Desde el punto de vista práctico: las categorías 1 y 2 se pueden usar y las categorías 3 y 4 no se deben indicar. El embarazo ha dejado de estar en la lista de las contraindicaciones, debido a que las mujeres que ya están embarazadas no requieren de anticoncepción.

¿Cómo interpretamos esas categorías?

Las categorías 1 y 4 se explican por sí solas. La categoría 2 indica que el método puede usarse, pero requiere de un seguimiento médico. La categoría 3 indica que no se recomienda el uso de ese método a menos que otros métodos mejores no estén disponibles.

Cuando exista cualquier condición de categoría 3, hay que conocer los riesgos que hay y se debe aconsejar sobre métodos alternativos. Si se escoge un anticonceptivo hormonal combinado, el método debe ser provisto tu ginecólogo y debes estar bajo estricta supervisión médica.

Las condiciones que aumenten el riesgo de enfermedad cardiovascular en la categoría 2 y 3, deben considerarse como pertenecientes a la categoría 3 y 4 respectivamente.

Condiciones médicas

Criterios de elegibilidad de la OMS
Rueda de Criterios de elegibilidad de la OMS

Diversos organismos han colaborado con la OMS en el desarrollo de criterios de elegibilidad para el uso de varios métodos anticonceptivos. Se ha llegado a un acuerdo sobre la siguiente clasificación (criterios médicos de elegibilidad de la OMS) para la anticoncepción hormonal combinada:

¿Cómo escoger el método ideal?

Primero se te debe realizar una evaluación clínica: el propósito de la evaluación del estado de salud es determinar qué tan apropiado es para ti el uso del método anticonceptivo.

La evaluación del estado de salud consiste en detectar condiciones que requieren que se realice una evaluación clínica más completa. Debe incluir una historia clínica: tus antecedentes médicos personales, el examen físico y aquellas pruebas de laboratorio que sean necesarias.

Historia médico-social

Se debe realizar una historia médico-social, con especial cuidado en las condiciones médicas que sean importantes para los criterios de  elegibilidad de la OMS. La historia debe incluir la edad, antecedentes médicos personales, antecedentes familiares, historia ginecológica incluyendo la fecha de tu última regla y el patrón menstrual, antecedentes de tabaquismo, uso de medicamentos y cualquier condición médica actual.

 Examen físico

El examen físico debe incluir peso, presión arterial, examen de las extremidades para ver si hay várices o signos de trombosis venosa profunda, así como examen de las mamas. Importante el examen ginecológico con espéculo para la toma de la citología de cuello uterino siempre que sea posible y apropiado.

Pruebas de laboratorio

No se requieren en forma rutinaria para el uso de anticonceptivos hormonales, excepto en los casos en que la historia médica y el examen físico lo indiquen. Siempre que sea posible realizar:

Asimismo, se debe ofrecer la posibilidad de realizar un ecografía pélvica (preferiblemente transvaginal).

Si la historia médica no reporta sospechas de la existencia de una condición de categoría 4, no se te debe negar el uso del anticonceptivo hormonal, debido a que el examen físico o los exámenes realizados no estén completos. Debe iniciarse el uso del anticonceptivo, pero todos los exámenes y pruebas requeridos deben ser hechos en los siguientes tres meses.

¿Si no puedo usar un anticonceptivo hormonal combinado… con qué me protejo?

Anticonceptivos hormonales: Pástillas, inyección e implante
Anticonceptivos hormonales: Pástillas, inyección e implante

Estos mismos criterios de elegibilidad te ayudan a escoger un método de barrera, siempre y cuando no tengas ningún tipo de contraindicación.

De acuerdo a la condición médica que padezcas puedes usar un método hormonal a base de sólo progestágenos.

Entre los anticonceptivos hormonales de solo progestágeno se incluyen: las pildoras de solo progestágeno, los implantes subdérmicos y las inyecciones. Estos no tienen efecto sobre la presión arterial ni sobre los factores de la coagulación, tienen un mínimo impacto sobre el metabolismo de lípidos y función hepática. Por tanto, tienen menos restricciones de uso.

                                                       Consejería sobre el uso de

Consejería con tu ginecóloga
Consejería con tu ginecóloga

anticonceptivos hormonales

Se debe explicar:

  1. Como funciona el método
  2. Efectividad del método
  3. Contraindicaciones y/o posibles efectos colaterales
  4. Ventajas y desventajas

De modo que la paciente pueda ejercer libremente la decisión que mejor le convenga sin que el médico emita un juicio que pueda alterar la elección del mismo.

Es por esto que debes visitar al ginecólogo antes de iniciar cualquier tipo de terapia hormonal: NO debes automedicarte. Ya teniendo en cuenta los distintos criterios de elegibilidad para el uso de anticonceptivos hormonales, tienes una idea de cual método hormonal puedes usar si afectar tu salud.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.