La copa menstrual después del parto natural (o por cesárea)

Listo: tomamos unas vacaciones de la regla durante 9 meses en los que nos metimos en el maravilloso mundo del embarazo, la dulce espera de un bebé. Pero, ¿cuándo vuelve a venir la regla? ¿Puedo usar la copa menstrual después del parto natural?

Si bien nos preparamos para darle lo mejor al bebé, leímos a montones sobre lactancia materna, nutrición y desarrollo, nunca pensamos en lo que viene después con nuestro ciclo menstrual.

Aquí te daremos un pequeño paseo por lo que es la menstruación después del parto natural, cuándo comenzará a venir la regla y como funcionarán nuestras hormonas en esta nueva etapa de mamá.

¿Cómo es la menstruación después del parto natural?

Todo puede variar dependiendo de cada mujer. Las hormonas necesitan un tiempo para regularizarse y poner en marcha el normal funcionamiento de tu cuerpo.

Luego del alumbramiento, el cuerpo entra en lo que se conoce como puerperio, la fase postparto en la que el útero se recupera y comienza a volver a la normalidad. Esta etapa dura aproximadamente 6 semanas.

Parte de esa recuperación es un mecanismo llamado loquio, que es el flujo de sangre y mucosa que proviene del útero. La placenta que está implantada en este último se despega, y con ella los vasos sanguíneos de las paredes uterinas.

Los loquios no son exclusivos del parto vaginal: también se presentan después de una cesárea.

El promedio de duración de los loquios es de 15 días, aunque siempre depende de cada mujer, de si es parto múltiple, del tamaño del bebé, entre otros factores.

De igual manera, estos mismos aspectos determinarán la cantidad de flujo que será expulsado.

No te preocupes, está comprobado que puedes hacer que tus loquios duren un poco menos a través de la lactancia, debido a que la oxitocina que se genera por amamantar favorece a la contracción del útero para que vuelva a su normalidad y reduzca el sangrado.

¿Cuándo se reanuda mi ciclo menstrual después de dar a luz?

Puede variar. Si vas adelante con la lactancia, es posible que no vuelvas a tener menstruación hasta que ocurra el destete. Esto ocurre debido a que la prolactina, encargada de la producción de leche materna, inhibe la segregación normal de estrógenos y progesterona.

Estas últimas son las responsables de tu ciclo menstrual, la ovulación y por ende, la menstruación. Sin embargo, no significa que no puedas quedar embarazada mientras amamantas. Recuerda que cada mujer es un mundo, tu cuerpo funciona diferente y el riesgo de embarazo postparto está presente.

Si por otro lado has decidido no amamantar, puede que entre el primer y cuarto mes postparto comience a llegarte la regla nuevamente.

Cabe acotar que el ciclo menstrual puede llegar con irregularidades: puede venir tu regla cada dos meses, presentar síntomas menstruales o no, hasta que eventualmente se va normalizando su funcionamiento.

 ¿Puedo usar la copa menstrual después del parto natural?

Justo después del parto natural o por cesárea no es recomendable usar tu copa menstrual. Durante este periodo, que es cuando ocurren los loquios, lo mas recomendable es usar compresas porque tu zona íntima ha sido afectada por el parto. Puede que tus músculos pélvicos estén debilitados. 

Incluso si tuviste parto por cesárea, recuerda que todos tus órganos íntimos están aún en “modo dar a luz”, por lo que todavía cuando no hubo alumbramiento natural, las paredes vaginales están afectadas.

Elige compresas que no tengan fragancias y que sean hechas fibras naturales como el algodón, así podrás proteger tu pH vaginal.

No desesperes, ten paciencia y vive esta etapa que es muy corta. No deberías introducir absolutamente nada en tu vagina (ni tener sexo) hasta que tu zona íntima este curada.

¿Cuándo puedo usar mi copa menstrual nuevamente?

Cuando se termine el puerperio, aproximadamente a las 6 semanas postparto, visita a tu médico y aprovecha de preguntarle si ya estás lista para comenzar a usar tu copa menstrual, a tener sexo y a hacer ejercicios. Todo va a depender del desarrollo y curación de tu vagina.

Igualmente, posterior a ese primer mes y medio, podrías comenzar a hacer ejercicios para fortalecer tu suelo pélvico. Además, si amamantas es probable que ni la necesites debido a que no verás la regla por un tiempo.

¿Puedo usar la misma copa menstrual que usaba antes del embarazo?

Esto dependerá de muchos factores. Si no es tu primer embarazo, es muy probable que ya estés usando la talla L de copa menstrual, que es la que mejor te sentará después del alumbramiento.

Por otro lado, si es tu primer parto natural, es probable que necesites cambiar a una talla más grande para asegurarte de que no hayan fugas y que tu copa menstrual no se salga. Otro factor que podría influir es el debilitamiento del suelo pélvico, por lo que incluso si diste a luz con ayuda quirúrgica, puede que los músculos vaginales estén debilitados y necesites una talla mayor. 

Las copas menstruales talla S son recomendadas a personas que no han tenido parto natural y cuyo suelo pélvico no ha sido debilitado. Esto es predominante frente a otros factores como la edad: si eres menor de 25 años, tu copa menstrual es la talla S siempre y cuando se cumplan las condiciones descritas anteriormente.

Cada regla tiene su excepción, y en Sileu te damos las recomendaciones para elegir la copa menstrual ideal para cada caso y cada tipo de mujer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.