Guía básica sobre las pastillas anticonceptivas: mitos y realidades

Uno de los anticonceptivos para mujeres de mayor popularidad en el mundo son las pastillas anticonceptivas. Es un método revolucionario, eficaz para prevenir embarazos y lo que le dio el poder a la mujer de poder decidir sobre su sexualidad desde los años 60.

Pero más allá de prevenir embarazos, la pastilla anticonceptiva es un método hormonal empleado para muchos otros usos. Es recetada por ginecólogos para tratar desórdenes hormonales, dolores menstruales (dismenorrea) y demás anormalidades en el sistema endocrino.

Aquí te señalaremos cómo funciona la “píldora”, qué efectos tiene en tu organismo y cómo dejar de tomarla, y los mitos más comunes acerca de este anticonceptivo oral.

¿Cómo funcionan y qué contienen las pastillas anticonceptivas?

Las pastillas anticonceptivas son métodos que involucran hormonas sintéticas (fabricadas artificialmente), que simulan las funciones de los estrógenos y la progesterona. Estas últimas son las hormonas femeninas naturales responsables de tu ciclo menstrual.

Normalmente, en los primeros días del ciclo menstrual suben los estrógenos para poder producir el óvulo que buscará ser fertilizado en los días posteriores a la regla. Luego, la progesterona sube para crear el ambiente idóneo para nutrir al embrión, y cuando no ocurre la fecundación, estas hormonas descienden para dar paso a la menstruación.

La función de las píldoras anticonceptivas es bloquear la formación del óvulo, aumentar el espesor del moco cervical para impedir el paso de los espermatozoides y hacer que el recubrimiento uterino sea tan delgado que no pueda existir implantación.

Estas pastillas se toman en un periodo de 21 días consecutivos y 7 días de descanso. Al finalizar este séptimo día, baja la menstruación y se debe empezar otro ciclo de 21 días.  Algunas marcas de anticonceptivos combinados contienen 28 píldoras a tomar consecutivamente.

La eficacia en la prevención de embarazos de la píldora recae en tomar cada día una pastilla sin falta. Cuando no se siguen los pasos al pie de la letra, es cuando su eficiencia decae y hay riesgos de embarazos.

Componentes más conocidos

  • Etinil-Estradiol
  • Ciproterona
  • Drospirenona
  • Norentidrona
  • Norgestimato
  • Levonosgestrel

Si ya estoy tomándola, ¿Cómo puedo dejar de tomar la píldora anticonceptiva?

Existen diversos motivos por los que podrías querer dejar de tomar la píldora anticonceptiva. ¿Qué pasa si olvido tomar varias píldoras? O si quiero quedar embarazada, ¿Cuándo volveré a ser fértil?

Hay factores que debes tener en cuenta antes de dejar la píldora. No te hará daño dejar de usar ningún método hormonal, pero si podrás ver alguno que otro síntoma.

  1. Lo más aconsejable es concluir con este método anticonceptivo una vez que se termine el blíster o pastillero. De tal manera, cumples con el ciclo completo al cual están destinadas y empiezas el siguiente ya sin ingerirlas. Por cierto, es natural que al inicio del tratamiento presentes Spotting o sangrado intermenstrual.
  2. Si se te olvida tomar una o mas pastillas, perdiste el blíster o notas algún efecto secundario por lo que debas suspender a mitad del ciclo, el paso siguiente es que la menstruación venga con anticipación. Incluso si estás en tu día 14 del ciclo, por poner un supuesto, y suspendes las píldoras, puede que la menstruación venga en los próximos dos días.

No te alarmes, es completamente natural y se llama sangrado de retiro. Sin embargo, esto podría alterar tu ciclo al menos por unos meses, lo que es normal pero sigue siendo recomendable procurar no olvidarlas nunca.

  1. Dejas la píldora y comienzas a estar fértil. Las hormonas no tienen efectos retroactivos en tu organismo, lo que significa que al olvidar o dejarlas por completo, puedes quedar embarazada si no usas otro método de protección. Mas adelante te aclararemos este punto al hablar de mitos sobre los métodos anticonceptivos orales.
  2. Es probable que si antes sufrías de Síndrome Premenstrual (SPM), vuelvas a tener estos síntomas que incluyen dolor de vientre, cólicos, cambios en el humor, acné, retención de líquido.
  3. Si anteriormente presentabas desordenes hormonales, falta de regla o dismenorrea, es probable que todos estos inconvenientes regresen a tu vida. Existen remedios naturales que te ayudarán a aliviar los dolores menstruales.

Mitos y verdades sobre las pastillas anticonceptivas

  1. AUMENTARÉ DE PESO POR TOMAR LA PÍLDORA.

Negativo.

Este es uno de los mitos mas populares. No está comprobado ni hay evidencias concluyentes de que las píldoras anticonceptivas afecten a gran escala tu peso. Las variaciones pueden ser ínfimas y están relacionadas es a la retención de líquidos. Pero, ¿Podrían disminuir tu peso? Tampoco, aunque si hay que hacer la aclaratoria que el aumento de masa muscular es menor en las mujeres que toman pastillas anticonceptivas que en las que no lo hacen.

  1. Solo la pueden tomar mujeres adultas o con vida sexual activa.

Falso.

Los métodos hormonales, así como lo afirmamos anteriormente, tienen muchos otros usos. Es recetado en ocasiones por los ginecólogos y endocrinólogos para tratar desórdenes hormonales incluso en edades tempranas de la mujer. También la recomiendan cuando existe Síndrome de Ovarios Poliquísticos, dismenorrea secundaria, etc.

  1. Debes esperar “tanta” cantidad de meses para poder quedar embarazada.

Nuevamente, negativo.

Podrías quedar embarazada incluso si te saltas pastillas durante el tratamiento.

Además, es un mito que al pasar años tomando anticonceptivos orales tu fertilidad disminuye. Como lo afirmamos anteriormente, la píldora no tiene un efecto acumulativo ni retroactivo en tu cuerpo. Si estás teniendo dificultades para quedar embarazada, esta opción queda descartada y te recomendamos consultar con un médico en fertilidad.

  1. Es uno de los métodos más efectivos.

Cierto, cierto, cierto.

La píldora anticonceptiva es uno de los métodos de prevención de embarazos mas efectivos que existen, siempre y cuando se tomen adecuadamente.

Es importante acotar que NO es un mecanismo de protección contra enfermedades de transmisión sexual.

  1. A lo largo del tiempo, aumentan la probabilidad de cáncer.

Falso. De hecho, estudios revelan que las personas que han tomado métodos anticonceptivos orales están menos propensas a padecer de cáncer de ovarios. No existe evidencia que demuestre que son cancerígenas.

  1. Si se me olvida una, me tomo dos seguidas y listo.

Falso. Lo que sí puedes hacer es que si ocurre el olvido de una de las pastillas, puedes tomarla antes de que se cumplan 36 horas desde la anterior sin ningún problema. Sin embargo, tomar doble dosis no incrementará el efecto anticonceptivo.

Además, si esto llegase a pasar en varias ocasiones, se recomienda usar un método anticonceptivo complementario porque la píldora perdería su eficacia.

Conclusión

No debes automedicarte y recetarte cualquier pastilla anticonceptiva. Tu médico sabrá qué es lo que mejor conviene para tu cuerpo y su funcionamiento.

Sí existen algunos efectos secundarios derivados del uso de anticonceptivos orales, por lo que es importante que si sufres de problemas cardíacos, circulatorios o incluso si eres mayor de 35 años de edad, asistas a un médico antes de ingerir cualquiera de estos métodos hormonales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.