Dismenorrea – Síntomas de la regla y Remedios Caseros para aliviar los dolores

Si bien es un proceso natural, cada mes muchas mujeres temen la llegada del “día cero” femenino: el día  en el que comienzan los dolores, calambres, malestar y demás síntomas de la regla.

Aunque no es el caso para todas, se estima que más del 70% de las mujeres, entre los 12 y 51 años de edad, han sufrido de dismenorrea (como se le conoce al dolor menstrual) y otras incomodidades en estos días.

Estos síntomas se presentan incluso semanas antes, pero,  ¿por qué duele la regla? ¿Hasta qué punto es normal el dolor? Y ¿Qué remedios puedo tomar? Averigüémoslo.

¿Por qué menstruamos?

La menstruación es el resultado del aumento del espesor del endometrio, que en el momento en el que los ovarios dejan de segregar ciertas hormonas, se vuelve imposible de mantener y comienza a desprenderse de las paredes uterinas.

Esto se produce entre el día 28 y 35 del ciclo menstrual y tiene una duración de entre 4 y 7 días. Es el proceso mediante el cual el cuerpo expulsa el óvulo que no fue fecundado.

Para poder deshacerse de este tejido endometrial, el útero se contrae y se relaja. Esto produce los infames calambres menstruales, que, dependiendo de algunos factores, duelen más o menos de una mujer a otra.

Aunque no lo creas, el resto del mes y durante las relaciones sexuales, el útero también se contrae aunque de manera mas leve.

La diferencia la marca la intensidad con la que se producen estas contracciones. Muchas mujeres comienzan a presentar las molestias menstruales hasta una semana antes del comienzo de su regla, en lo que se conoce como Síndrome Premenstrual.

¿Por qué duele la regla? Dismenorrea primaria y secundaria

La dismenorrea es un término común para referirse a cuando la menstruación es dolorosa. Existen dos tipos de dismenorrea, una primaria y otra secundaria.

Por una parte, la dismenorrea primaria son los dolores comunes que se producen en el bajo vientre y que podemos atacar con simples analgésicos.

Cuando el útero genera altos niveles de prostaglandina, que es un compuesto químico similar a las hormonas, hace que sus paredes musculares se tensen y relajen con mayor fuerza.

El dolor es, entonces, ocasionado por las contracciones uterinas que mencionamos anteriormente y no necesariamente por condiciones subyacentes del cuerpo de la mujer.

Usualmente la dismenorrea primaria se puede tratar con analgésicos y antiinflamatorios, cambio dietéticos y tratamiento con píldoras anticonceptivas u otro método hormonal recetado por el médico.

La dismenorrea secundaria, por otro lado, es una condición que puede ocurrir más tarde en la vida de una mujer, causada por padecimientos de los órganos reproductivos, endometriosis y fibrosis uterina.

Otros síntomas de la regla y por qué suceden

Como ya sabrás, aparte de la dismenorrea, la menstruación viene acompañada de otros síntomas. Muchas mujeres sufren de dolor de cabeza, espalda, caderas y senos; genera cólicos, tienen retención de líquido, cambios de humor y el inconveniente acné estacional.

Lo cierto es que la menstruación trae consigo una avalancha de hormonas producen tales incomodidades. Estas pueden ser:

  1. Dolores en distintas partes del cuerpo: el dolor de cabeza, de caderas, senos y espalda, son producidos por una baja de segregación de estrógenos. Es completamente natural que ocurra, siempre y cuando los dolores sean soportables y no interfieran con tu vida diaria
  2. Cólicos: durante la menstruación e incluso hasta una semana antes con el conocido Síndrome Pre Menstrual (que no es lo mismo que dismenorrea), puede que se produzcan retorcijones en el bajo vientre y sientas la urgencia de ir al baño. Es completamente normal, y hay remedios y prácticas muy efectivas para reducir estos síntomas.
  3. Estado de ánimo indeciso: otras hormonas como la serotonina y endorfinas tambien se reducen, generando esa conocida susceptibilidad, llanto fácil que pasa directo a la plena felicidad y nuevamente a la tristeza.

El chocolate es excelente para aumentar la serotonina en el cuerpo.

Los prejuicios por ignorancia y cultura machista llevan a muchas personas a decir “está amargada porque tiene la regla”. La ciencia nos respalda al confirmar las razones de nuestros malestares menstruales y no debemos sentirnos avergonzadas por tener este proceso natural.

  1. Acné: la progesterona, que es otra de las hormonas que fluctúan, aumenta y estimula las glándulas sebáceas de cuerpo que producen la grasa. Esta obstruye los poros, y “hola” al acné.
  2. Retención de líquido: No, la regla no engorda. La retención de líquido sucede incluso antes de la llegada de la menstruación con el Síndrome Pre Menstrual. Si bien es causado también por la fluctuación hormonal, la dieta influye mucho en que te sientas más hinchada.

Asimismo,lo recomendable es disminuir la cantidad de sal en las comidas y aumentar la ingesta de agua y diuréticos como el melón y la sandía.

Si los síntomas de hinchazón no disminuyen con el paso de los días, lo mejor es que consultes a tu médico.

Remedios naturales y prácticas efectivas para aliviar los dolores menstruales

  1. Canela: en té o como la prefieras, la canela tiene funciones antiinflamatorias y antiespasmódicas que te ayudarán a reducir la dismenorrea y cólicos menstruales.
  2. Leche y cebolla: Hervir 250 gramos de cebolla en un litro de leche y tomarlo cada 45  minutos si persiste el dolor, te ayudará a aliviar molestias abdominales.
  3. Té de hojas de mango: las hojas de mango tienen propiedades antiespasmódicas. Si encuentras hojas de mango tiernas, el efecto es mucho mayor.
  4. Jengibre: el remedio para todo. El jengibre es antiespasmódico y antiinflamatorio. Puedes hacerlo como té y tomarlo dos veces al día.
  5. Hacer ejercicio: el ejercicio te ayudará a reducir los cólicos y las molestias en el bajo vientre.
  6. Tener sexo: Sí, tener sexo con la regla puede ayudarte. Liberas oxitocina y endorfinas que ayudan a relajar los músculos del útero.
  7. Té de manzanilla: El té de manzanilla trae muchos beneficios, y uno de ellos es aliviar los espasmos musculares del útero. Bébelo dos veces al día, que además tiene un efecto calmante.
  8. Usar compresas de agua caliente: Coloca bolsitas o paños con agua caliente sobre tu vientre. Te ayudará a calmar los espasmos musculares. Tomar una ducha con agua caliente es igual de efectivo.
  9. Uso de la copa menstrual: las infecciones por el uso de tampones y compresas menstruales pueden generar dismenorrea. Está comprobado que la copa menstrual reduce el riesgo de infecciones, y con esto, la ausencia de dolores menstruales.
  10. Té de albahaca: puedes hacerla en té o consumirla con las comidas. La albahaca contiene ácido cafeico que ayuda a aliviar los dolores de vientre.

Es importante que si sientes que el dolor es tan intenso y prolongado que te es difícil continuar con tus quehaceres diarios, acudas a tu médico de confianza quien te brindará el diagnóstico y tratamiento oportuno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.