Sangrado de implantación o regla: cómo diferenciarlos

El sangrado de implantación es un pequeño manchado, parecido a la menstruación, que ocurre en los primero días de gestación. Es completamente normal y muy común, pero muchas mujeres se preocupan porque creen que están en sus días y realmente están embarazadas (o viceversa).

Así que ¿cómo podemos diferenciar el sangrado de implantación de la regla? ¿Qué aspecto tiene esta falsa regla? Vamos a resolver tus dudas.

¿Cómo puedo saber si es sangrado de implantación o regla?

Primero, debemos ponerte en contexto definiéndote por qué ocurre el sangrado de implantación.

Cuando un óvulo es fecundado, viaja desde las trompas de Falopio y se implanta en el útero. Este último está muy irrigado por vasos sanguíneos, venas y tejido que están preparados para recibir al embrión. Cuando el óvulo fecundado se implanta en las paredes uterinas, puede romper vasos sanguíneos ocasionando un pequeño sangrado.

Aunque es muy común, no todas las mujeres embarazadas presentan este sangrado durante el embarazo. Suele ocurrir entre los primeros 6 y 10 dias de gestación, alrededor de las primeras cuatro semanas de embarazo.

Las formas claves para saber si se trata del sangrado de implantación o de la regla son:

  1. El sangrado de implantación es más escaso que la regla. Puede durar unas pocas horas o hasta dos días, contrario al caso de la menstruación, que puede extenderse de 4 a 7 dias.
  2. La sangre de la menstruación es rojo intenso, pero la de la implantación son pequeñas manchas marrones, rojizas o incluso rosadas.
  3. El flujo de la menstruación va incrementando conforme pasan los días, pero la implantación es un solo flujo que no debería aumentar sino disminuir.
  4. Los síntomas de la menstruación como calambres o dolor de vientre también se pueden presentar durante la “falsa regla”. La diferencia es que luego de estos dos días de implantación del feto, comenzarás a notar los síntomas propios del embarazo.
  5. El sangrado de implantación puede presentarse de manera intermitente.

¿Es mal signo tener sangrado de implantación?

¡Para nada! Aunque puedas pensar que el sangrado durante la gestación se relaciona con embarazos ectópicos, problemas embrionales o aborto, el sangrado de implantación tiene síntomas bien definidos y no está comprobado científicamente que sea indicio de problemas con el bebé o con tu útero.

Por otro lado, si sabes que no estás embarazada y estás fuera de los días de tu menstruacion, puede que estés presentando Spotting o sangre entre reglas.

Si estás intentando quedar embarazada y ves manchas en tu ropa interior, no te alarmes, podría ser una buena noticia.

Por tu seguridad y confianza, realízate un test de embarazo o visita a tu ginecólogo para que confirme que todo marcha bien o te asigne un tratamiento oportuno.

Otras razones de sangrado durante el embarazo

Ya sabemos que la implantación puede generar un pequeño sangrado en las primeras semana de embarazo. Pero, si el embarazo ya lleva mas de cuatro semanas y presento algunas manchas en mi ropa interior, ¿Qué podría ser?

Si en nuestras visitas al doctor hemos confirmado que tenemos un embarazo saludable y ya nos dio el “ok”, descartemos:

  • Relaciones sexuales: la irritación en la vagina por la penetración podría causar un pequeño goteo rojizo o rosado.
  • Infecciones.
  • Procesos hormonales.

Si no es tu caso, existen otras causas durante las primeras semanas de embarazo que sí requerirán atención médica.  Estas son:

  • Embarazo ectópico, que ocurre cuando el embrión se encuentra fuera del útero. En estos casos el embrión no sobrevive.
  • Aborto, aunque en muchos casos de abortos en el primer trimestre no manifiesta sangrado.
  • Embarazo molar, cuando el embarazo no es viable y se implanta aún así en el útero.

Otras afecciones que ocurren en etapas mas avanzadas de gestación son:

  • El desprendimiento de la placenta, que ocurre cuando la placenta se separa de las paredes uterinas durante el parto
  • Entrar en labor de parto de manera prematura, que se presenta sangrado acompañado de otros síntomas;
  • Placenta previa, que ocurre cuando la placenta casi cubre el cuello uterino.

En conclusión

No debes asustarte si presentas un pequeño goteo tanto cuando no estás embarazada como cuando tienes certeza de que lo estás. En ambos casos podrían ser razones inocuas pero, ante la duda, siempre es mejor visitar a un medico para tener plena tranquilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.