Vaginosis bacteriana: Qué es y cómo tratarla.

¿Te has dado cuenta que tienes un flujo vaginal de muy mal olor? ¿Has escuchado hablar de la vaginosis bacteriana? Seguid leyendo que te vamos a dar más detalles del tema. (Insertar imagen de mujer preocupada, flujo vaginal, entre otro)

Las infecciones vaginales

Son el primer motivo de consulta de la mujer a su médico ginecólogo, son un tipo de infección que comprometen al introito vaginal, la vulva, vagina hasta llegar al cuello uterino. En infecciones más complicadas, éstas sobrepasan el cuello uterino y pueden llegar inclusive a las trompas de falopio.

¿Qué sucede realmente?

La vagina tiene una serie de microorganismos llamados bacilos de Doderlein: que ayudan a mantener su pH ácido (entre 3,8 y 4,5) y de esta forma evitar que proliferen otros agentes bacterianos como el Streptococcus viridans, Streptococcus albuls, Difteroides, hongos y bacterias anaerobias, logrando así mantener un equilibrio sano.

¿Qué factores de riesgos favorecen las infecciones vaginales?

Factores de riesgo: más importante que podemos modificar desde el punto de vista de prevención:

  1. Edad: Este tipo de infecciones tienen un inicio precoz (14 años aproximadamente). Condiciones que hacen a la mujer joven más susceptible de padecer infecciones en el árbol genital: la inmadurez de su sistema inmune.
  2. Hábito sexual (promiscuidad y antecedente de infecciones de transmisión sexual)
  3. Infecciones sistémicas como la bronquitis, bronconeumonía.
  4. Uso de antibióticos: altera el pH de la vagina (más común es la candidiasis vaginal)
  5. Historia de Diabetes Mellitus: ecosistema vaginal se encuentra alterado por aumento de la glucosa a nivel de los tejidos que hace que los hongos proliferen más fácilmente.
  6. Habito nutricional: mujeres con desnutrición con sistema inmune deprimido.
  7. Métodos anticonceptivos (hormonales): no está demostrado, se piensa es por el menor uso de preservativos en estas mujeres que usan métodos anticonceptivos hormonales, tienen mayor riesgo de infecciones genitales bajas por hongos y bacterias, y tienen menor riesgo de infecciones genitales altas por el espesamiento del moco cervical
  8. Historia menstrual: trastornos menstruales (sangrado abundante), la sangre es un medio de cultivo que altera el pH de la vagina, más si usas tampones o toallas sanitarias.
  9. Uso de ropa intima semi – sintética (nylon).

La VAGINOSIS BACTERIANA: así como sucede con los hongos, la vagina normalmente tiene una cantidad de bacterias que funcionan de barrera de protección. Cuando ocurre un desequilibrio, estas proliferan mas de lo que deberían.Es una alteración del ecosistema normal de la vagina, “osis” no denota inflamación. NO es una infección de transmisión sexual.

¿Qué la causa?

Gardnerella vaginalis
Gardnerella vaginalis, principal agente causal de la Vaginosis bacteriana

Sus principales agentes infecciosos son: Gardnerella vaginalis, Micoplasma hominis, Mobiluncus spp, Prevotella spp, Peptoestreptoccus.

 

¿Cuáles son sus síntomas?

La mujer puede notar que su flujo vaginal se torna de color verdoso amarillento y que desprende el olor más fuerte durante la regla y luego de tener relaciones sexuales con tu pareja.

 

Si no es una infección de transmisión sexual… ¿Por qué la tengo?

Hay factores que predisponen a tener vaginosis bacteriana:

  • Tener múltiples parejas sexuales: el contacto con el semen cambia el pH, lo que favorece que aparezca la vaginosis bacteriana.
  • El aumento del pH vaginal.
  • Presentar otros tipos de infecciones como la candidiasis vaginal, tricomoniasis vaginal.
  • Ser paciente con sistema inmune comprometido: VIH.
  • Fuentes de infección: playas y piscinas contaminadas
  • Uso de ropa interior con tela sintéticas como el nylon.
  • Poco aseo genital, uso de tampones y toallas que también podría desencadenar un SST.

 

¿Qué síntoma tiene este tipo de infección vaginal?

Muchas mujeres con vaginosis bacteriana no presentan síntomas. Las que presentan síntomas, notan un cambio en el olor y color del flujo vaginal: una secreción vaginal verdosa amarillenta y espesa.  Algunas mujeres tienen un fuerte olor vaginal, sobre todo después de haber tenido relaciones sexuales. También puede sentir ardor al orinar o ardor en la región de la vulva.

¿Cómo sabrá mi médico si tengo esta infección vaginal?

Tu ginecólogo te examinará la vagina a fin de detectar signos de secreciones vaginales y tomará una muestra de ellas para realizar pruebas de laboratorio y determinar si presenta vaginosis bacteriana.

Tu también puedes hacerte en casa el test para detectar vaginosis bacteriana, se usa el mismo test de frotis directo con KOH al 10%.

¿Se puede curar?

¡Claro que sí! Si la detectas a tiempo puedes tratarla sin ningún problema. La vaginosis bacteriana a veces desaparece sin tratamiento, sin embargo es mejor acudir al ginecólogo para que te haga una evaluación y te de el tratamiento correspondiente.

El tratamiento también puede reducir el riesgo de contraer algunas enfermedades de transmisión sexual.

Régimen de tratamiento

Los siguientes tratamientos de la vaginosis bacteriana son igual de eficaces: El tratamiento principal es el metronidazol (Flagyl, Normon, Nolotil) en sus diferentes presentaciones:

  • Metronidazol 0,75% 5 g en gel (un aplicador lleno) por vía intravaginal una vez al día durante 7 días.
  • Metronidazol comprimido vaginal 500mg 1 vez al día durante 7 días.
  • Metronidazol oral 500 mg 2 veces al día durante 7 días o 2 gramos en una dosis.

El metronidazol por vía oral 500 mg dos veces al día por 7 días es el tratamiento de elección para las pacientes que no están embarazadas.

La clindamicina también es otra opción (Dalacin) en crema vaginal o comprimidos vaginales, 1 vez al día durante 7 días.

Las mujeres que usan clindamicina crema no pueden usar productos de látex (preservativos o diafragmas) para la anticoncepción porque el agente debilita el látex.

En nuestra web de también puedes adquirir nuestro pack de Gel Balance Active para tratar y prevenir la vaginosis bacteriana, restableciendo los niveles adecuados de pH y la flora vaginal, gracias a su eficaz doble acción. Alivia de forma rápida y eficaz los síntomas, gracias a su formato de 7 aplicadores pre-rellenados.

¿Mi pareja debe recibir el tratamiento?

Las parejas sexuales masculinas de mujeres a las que se les ha diagnosticado vaginosis bacteriana generalmente no necesitan tratamiento. Sin embargo, la vaginosis bacteriana puede transmitirse entre las parejas sexuales femeninas.

¿Qué pasa si no recibo tratamiento?

La vaginosis bacteriana puede causar graves problemas de salud como:

  • Hay más probabilidad de contraer  VIH si tiene relaciones sexuales con una persona infectada por este virus.
  • Si ya eres VIH positivo, tendrás más probabilidad de transmitir el VIH a tu pareja.
  • Tener vaginosis bacteriana durante el embarazo, puede conllevar a partos antes de tiempo e infecciones postpartos..
  • Así como hay más probabilidad de contraer VIH, también lo hay de contraer otras enfermedades de transmisión sexual, que incluso te pueden hacer infértil.

¿Cómo puedo evitar contraer este tipo de infección?

Teniendo en cuenta los factores de riesgos para la vaginosis bacteriana, podemos modificarlos y tratar de prevenirla.

  • No tener múltiples parejas sexuales.
  • Tener buen aseo del área genital.
  • No hacerse duchas vaginales.
  • Si eres usuaria de nuestras copas Sileu, recuerda cambiarla y esterilizarla, con las adecuadas higiene de las manos.

¿Cuándo asistir al médico?

  1. Cuando presentas los síntomas de la candidiasis vaginal más de 4 veces al año.
  2. En el caso de que estés embarazada, debido a que algunos medicamentos como el fluconazol está contraindicado para mujeres embarazadas o lactantes.
  3. Si presentas otros síntomas como fiebre y dolor intenso.
  4. Si los remedios caseros no te han funcionado.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.