Copa menstrual en los días de playa o piscina

La copa menstrual siempre ha sido comparada con los tampones y muchas mujeres se preguntan: ¿nadar con la copa es igual que nadar con un tampón?

En este artículo hablaremos un poco acerca el uso de la copa y la compararemos con los tampones al momento de ir a la piscina y playas.

Los tampones

Están fabricados de fibras de micro-algodón y suelen tener una cuerda para poder tirar del mismo a la hora de cambiarlo. Requiere que se esté cambiando con frecuencia para mayor higiene y seguridad de la usuaria. Al ir a nadar, ya sea a la piscina o playa, absorbe agua (¡con cloro en el caso de la piscina!) y el riesgo de que haya fugas es mucho mayor, ya que es más fácil que se empape y se exceda su capacidad de absorción. En el caso del agua de la piscina, hay que destacar el peligro de tener un dispositivo de algodón en la vagina empapado en agua con cloro, puede desequilibrar fácilmente el pH vaginal y causar muchos problemas de salud.

Las copas menstruales

Tienen mayor capacidad de almacenamiento que un tampón. Sin embargo, su principal ventaja a la hora de ir a bañarnos es que no se moja, humedece ni almacena agua en su interior, debido a que el pequeño ”sello de vacío” que realiza con las paredes vaginales funciona en dos sentidos. Por un lado, evita fugas en el flujo menstrual. Por el lado contrario, evita que el agua pueda entrar en la copa menstrual. Es por ello que es una opción más que recomendable si queremos garantizar que no tenemos pérdidas ni fugas ni tampoco queremos estar varias horas en contacto íntimo y directo con sustancias químicas como el cloro del agua de la piscina.

Preocupaciones al ir a un día al mar o piscina

Existen diversas preocupaciones al ir a nadar con la copa menstrual

  • ¿Voy a tener que vaciar la copa con mayor frecuencia?: No, como la copa menstrual no absorbe agua, la capacidad de la copa es exactamente la misma que un día cotidiano, por lo que la frecuencia de vaciado será la misma.
  • ¿Puedo tener una infección?: El uso de la copa es más segura que el de los tampones, ya que precisamente evita ese contacto tan directo con el agua que puede tener cloro y otras sustancias químicas perjudiciales.
  • ¿Puedo tener pérdidas?: Si la copa menstrual se coloca adecuadamente tal y como harías en un día normal, no hay ningún peligro de fugas, no hay ninguna diferencia entre usar una copa menstrual cuando vas a la playa o cuando vas a trabajar por ejemplo.

¿Qué se debe tener en cuenta mientras estés en el mar o piscina?

No olvidar su vaciado

Es importante no olvidar que cada 12 horas como máximo debe vaciarse y lavarse con jabón y agua, sobre todo si te bañas en la piscina, ya que el agua tiene cloro y otros químicos. Recuerda que antes de manipular la copa debes lavarte bien las manos con agua y jabón.

Asegurarse que quede perfectamente bien colocada

Cada vez que la retires para lavarla, asegúrate de que se vuelve a quedar bien colocada.

Llevar agua potable

La copa menstrual se debe lavar con agua potable, así como cuando nos lavamos las manos antes de manipularla igualmente debe hacerse con agua potable. Si no cuentas con agua potable, NO la laves con agua de dudosa procedencia, es un riesgo de potenciales enfermedades e infecciones. La mejor opción es que si piensas que en un viaje puede que no tengas agua potable, lleves otra copa de repuesto.

Esterilizarla

Recuerda esterilizar la copa menstrual antes de colocarla, al final de la menstruación e incluso después de vaciarla durante la menstruación.

Ideal para la natación y otros deportes acuáticos 

La natación es un deporte que requiere disciplina y entrenamiento diario para poder lograr los objetivos y la forma física necesaria para las competiciones de más alto nivel, al igual que otros deportes como la gimnasia acuática o el waterpolo.

Las copas menstruales son una excelente opción para esas profesionales y atletas, ya que les permite continuar con su ritmo de entrenamiento con total normalidad y seguridad, independientemente de que tengan la regla. Así se evitarán también muchas preocupaciones y potenciales problemas como las infecciones vaginales.

También son una excelente opción si practicas estos deportes por diversión o por ejercitarte de forma frecuente, aunque no te dediques a esa profesión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.