5 razones por las que pueden ocurrir pérdidas con la copa menstrual

El tener fugas o pérdidas con la copa menstrual es una de las preocupaciones más frecuentes que suelen tener las mujeres cuando se plantean comenzar a utilizar la copa menstrual, sobre todo, que se produzcan esas fugas en los momentos más inoportunos como en la calle o en el trabajo. En este artículo te explicaremos las 5 causas más frecuentes que suelen darse por las que puede haber fugas al usar la copa y como solucionarlas fácilmente para que no haya ninguna preocupación al usarlas.

El uso de la copa menstrual no es dificil pero requiere una pequeña curva de aprendizaje para aprender a ponerla y quitarla correctamente. Es habitual que en los primeros ciclos que la usamos haya alguna pequeña pérdida, pero normalmente lleva alrededor de 2 o 3 ciclos aprender a colocarla y una vez ya aprendido, no vuelve a haber ningún problema con su uso.

Escoger una talla equivocada

Es uno de los errores más frecuentes que se cometen a la hora de escoger una copa menstrual: Escoger una talla grande o pequeña para nuestras necesidades.

Nosotras en Sileu te ofrecemos 2 tallas: La S y la L, con las que cubrimos ampliamente y sin problemas las necesidades de todas las mujeres.

La talla S se recomienda para mujeres que no han tenido hijos por parto natural y la L para mujeres que si han tenido algún hijo por parto natural. Si no has tenido hijos, o lo has tenido por parto con cesárea, tu talla es la S.

Hay otro factor que se puede tener en cuenta que es la edad: a mayor edad de la mujer es posible que se necesite la talla L, sobre todo aquellas que superan los 25-30 años de edad, pero esta afirmación es muy relativa ya que depende mucho del nivel de tonicidad del suelo pélvico de la mujer, por lo cual, normalmente solemos tener en cuenta principalmente el factor de los partos.

Un grave error que suelen cometer muchísimas mujeres es escoger una talla L porque ”tiene más capacidad y me la voy a tener que cambiar con menos frecuencia”. La talla S no se diferencia en mucho de la talla L, por lo cual, apenas se va a apreciar esa ventaja, mientras que esa pequeña diferencia en el diámetro de una copa a otra puede marcar la diferencia entre llevar cómodamente la copa o que cause dolor y/o opresión. Por lo cual, se debe elegir la copa menstrual por los dos factores comentados al principio y no por obtener mayor capacidad.

Flexibilidad  

Sileu se diferencia de otras marcas fundamentalmente en tener en cuenta un factor revolucionario: La flexibilidad. Normalmente otras marcas sólo ofrecen un modelo de copa, por lo que es difícil cubrir de esa manera todas las posibles necesidades y características diferentes de cada cuerpo y de cada mujer. Nosotras hemos introducido el concepto de flexibilidad en nuestras copas para que puedas elegir un modelo que realmente se adapte a tu anatomía, necesidades y modo de vida. Si quieres obtener más información, haz click aquí: ”Como elegir una copa menstrual Sileu Cup ideal para ti”

La copa no se abre una vez introducida 

Es importante que, al colocar la copa menstrual, se verifique que se abrió correctamente y no queda plegada en alguna zona. La copa debe abrirse suavemente en la vagina y hacer un pequeño ”vacío” con las paredes vaginales. Para evitar pérdidas con la copa menstrual, esta no debe quedar curvada, doblada, plegada o torcida.

Asegúrate que la copa se encuentra colocada inclinada en dirección al cuello uterino, la copa no se coloca recta en el canal vaginal sino en diagonal, que es la postura anatómicamente correcta al cérvix.

Una vez colocada, deslliza suavemente un dedo por el borde de la copa y verifica que esté abierta en todo su alrededor. Si está abierta, puedes agarrarla de la base y girarla suavemente, o empujar el lado contrario del cuerpo de la copa para que esta se termine de abrir.

Si la copa menstrual no se abre, simplemente extráela y prueba de nuevo, una vez aprendas la posición correcta de la copa en tu cuerpo, no te costará nada colocarla siempre de igual manera cuando la uses.

La copa se ha llenado y ha rebosado

La copa menstrual se puede tener puesta hasta 12 horas antes de que haya necesidad de extraerla y limpiarla, pero esta afirmación se refiere únicamente a cuánto tiempo es seguro mantener dentro del cuerpo la copa menstrual. Una vez pasadas 12 horas es recomendable para una correcta higiene vaciarla y limpiarla. A efectos de cuánto flujo menstrual puede recoger la copa, una mujer con una cantidad de flujo de escasa a moderada probablemente pueda llegar a esas 12 horas, pero una mujer con flujo abundante o muy abundante probablemente deba vaciarla antes de ese tiempo para evitar que pueda rebosar.

Veo un pequeño rastro de sangre en mi ropa interior y la copa está bien colocada, ¿por qué pasa esto?

Esto puede pasar si no introduces la copa al día 1 o 2 de la menstruación, ya que existe algo de sangre en el canal vaginal y al salir puede que te manche ligeramente la copa.

También puede pasar que se acumule un poco de sangre en el rato mientras que extraes la copa y la lavas, por lo que luego aunque la coloques, puede que te manches un poco.

Para evitarlo, muchas usuarias tienen dos copas, por lo que cuando extraen una se ponen la otra y así pueden vaciarla y lavarla con total tranquilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.