Localiza tu cérvix y elige el modelo de copa menstrual y talla ideal

En muchas ocasiones, localizar el cérvix o cuello uterino mediante autoexamen es difícil para algunas mujeres, ya que a muchas les da temor el pensar que deberán tocarse hasta el fondo de la vagina y esto puede producir algún daño o dolor; es por eso que, en este artículo te indicaremos como puedes localizar tu cérvix, conociendo además la longitud en centímetros de tu vagina, lo que te permitirá elegir la copa menstrual de la talla ideal para ti.

Antes de indicarte cómo localizar tu cérvix, queremos explicar brevemente los genitales femeninos para que conozcas un poco más tu cuerpo y te resulte más sencillo. !Comencemos¡

Los genitales femeninos

Los genitales femeninos se dividen en genitales externos y genitales internos

Los genitales externos son los que están en contacto con el ambiente exterior. Entre ellos encontramos la vulva; compuesta a su vez por los labios mayores, labios menores, clítoris y meato uretral.

Los genitales internos se encuentran por detrás de los labios menores y están constituidos por la vagina, el útero (dividido en cérvix y cuerpo uterino), las trompas y los ovarios; en este artículo nos centraremos en especial en la vagina y el útero, específicamente el cérvix uterino.

VAGINA

Es una cavidad hueca que se delimita a los lados con las paredes vaginales, en el fondo con el cérvix o cuello uterino, en la parte inferior con la zona heminial siendo este el límite con los genitales externos.  Está cubierta por una mucosa, en su parte superior hacia el cérvix es lisa y en su parte media e inferior posee pliegues dando la sensación de rugosidad al introducir tus dedos.

La vagina permite la salida de flujo genital, flujo menstrual y además es el canal de salida del bebé durante el parto.

CÉRVIX O CUELLO UTERINO

Es la parte inferior del útero, tiene forma de cilindro y une el cuerpo uterino con la vagina. Posee un orificio que permite la entrada de espermatozoides para la fecundación y concepción de un embarazo, la salida del bebé desde el útero hacia la vagina durante el parto y permite además la salida de la sangre que proviene del cuerpo uterino (específicamente endometrio).

Cuando utilizas una copa menstrual tienes una magnifica oprtunidad de conocer tu propio cuerpo, reconociéndote a ti misma y eliminando el tabú de tu vida como mujer; una vez que ya te conocemos un poco más a ti misma, la siguiente pregunta es: ¿cómo puedes elegir la copa menstrual que mejor va contigo?

Resaltaremos 2 aspectos importantes:

Cuando elijas tu copa menstrual es necesario un pequeño autoexamen vaginal, para ello necesitas:

  1. Conocer cuánto mide tu vagina: Para ello debes saber las medidas (en centímetros) de tus dedos índice y medio de tu mano dominante (la que más utilizas o más hábil). Lo ideal y más práctico es realizar el autoexamen con el dedo (índice o medio) que tenga más centímetros (el más largo) ya que vas necesitar tocar el fondo de tu vagina. Después de tocar el fondo vaginal, debes marcar en tu mano el sitio en donde se encuentra la entrada de la vagina para así poder saber cuantos centímetros mide. Existen diferentes formas de conocer la medida de tu vagina y esto te ayudará a conocer tu cérvix y elegir la copa menstrual más adecuada para ti.
  2. Conocer las características del cérvix uterino: Como te comentamos, el cérvix uterino tiene forma cilíndrica, está ubicado dentro de la vagina y puede tener diferentes posiciones (hacia adelante, en el centro, hacia atrás, a la derecha o a la izquierda) en cada mujer, siendo la más común la llamada retroversión (cérvix hacia atrás), seguida del cérvix en posición media (justo en el centro de la vagina), hasta la menos común o anteversión (hacia adelante de la vagina).

Sigue estos sencillos pasos para poder localizar tu cérvix:

  1. Sin miedo y con paciencia.
  2. Lava bien tus manos con agua y un jabón neutro.
  3. Si lo ves conveniente, aplica un poco de lubricante a base de agua neutro.
  4. Colócate en una posición que sea fácil y cómoda para ti.
  5. Introduce tu dedo índice o medio (el más largo), llevándolo hacia el fondo de la vagina. Recuerda que la vagina tiene diferentes arrugas, tu misión es llevar el dedo al fondo vaginal.
  6. Una vez en el fondo vaginal, debes de tratar de localizar tu cérvix, este es más fácil de distinguir ya que es más firme (similar como si tocaras la punta de tu nariz). Si no lo encuentras no te desesperes, ¡tranquila! En algunas usuarias puede ser sencillo por ser más delgadas, pero para otras puede ser un poco más difícil. Toma aire y prueba suavemente de nuevo. Sin duda alguna lo hallarás sin problema.
  7. Puedes tener un cérvix bajo, medio o alto. ¿Cómo saberlo? Como indicación aproximada, si has metido el dedo hasta la primera falange y notas tu cérvix, tienes el cuello uterino bajo. Dos falanges indican que tienes el cérvix medio, y si puedes colocar el dedo completo en la vagina y tocarlo significa que tienes el cérvix alto.
  8. Si no logras localizar con exactitud tu cérvix puedes acudir con tu médico de cabecera para que te ayude a precisar los centímetros (cm) que hay entre la entrada de tu vagina y tu cérvix; si mide más de 8 cm, tienes un cérvix alto, si mide 4 cm, tienes un cérvix medio y si mide entre 2-3 cm, tienes un cérvix bajo.

   

¿Cómo elegir el modelo de copa menstrual ideal?

Una vez localizado el cérvix debes tener en cuenta algunos factores adicionales:

En Sileu existen varios tipos de copa menstrual según su flexibilidad, (para saber más pulsa aquí: conocer copas) y sabiendo esto, podrás elegir la copa que mejor vaya contigo.

Si eres de aquellas mujeres que tienen cérvix bajo (2-3 cm entre la entrada de tu vagina y el cérvix), se recomienda cortar, si te molesta, el tallo de la copa

¿Cómo elegir entre las tallas de copa menstrual?

La talla dependerá normalmente de los partos naturales que hayas tenido, y, en menor medida, de tu edad. Si has tenido uno o varios partos naturales, se recomienda que uses la L, en especial si eres mayor de 25-30 años en adelante. Si no has tenido partos naturales, es recomendable utilizar la S, en especial si eres menor de 25 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.