Candidiasis vaginal y otras infecciones: Cómo tratarlas

No. La candidiasis vaginal no es considerada una enfermedad de transmisión sexual (ETS). Por lo contrario, es una condición que puede afectar hasta a chicas que son vírgenes y es más común de lo que crees.

La candidiasis es una condición que se incluye dentro de las infecciones vaginales ocasionadas por hongos. El asunto es que, en el caso de la Cándida albicans y otras levaduras más, ya se encuentran naturalmente en tu zona íntima, pero no están para hacerte daño sino para protegerte.

Entonces, si ya están ahí, ¿Por qué tengo infecciones vaginales? ¿Qué puedo hacer para curarlas?

¿Qué es la Candidiasis?

Cándida Albicans
Candida Albicans

Como lo comentamos, la candidiasis es una infección vaginal causada por la proliferación de las levaduras (hongos) conocidas como Cándida albicans. Cuando hay una alteración en el pH normal de la vagina, da paso a que estas bacterias y hongos se desequilibren.

El pH natural de la vagina es más ácido (menos de 7.0) en mujeres de edades fértiles. Esto es debido a que la acidificación mantiene a raya la flora bacteriana de la vagina y forma una barrera contra patógenos externos.

Sin embargo, la candidiasis vaginal ocurre cuando el pH se acidifica más de la cuenta y es inferior a la escala de 4.0.

Esta infección suele ocurrir en las zonas mas calientes y húmedas del cuerpo, incluyendo la boca y la zona íntima. Puede generar ciertos síntomas como picor vaginal, flujo con mal olor, blanquecino y espeso como leche cortada; ardor en el área de la vulva e incomodidades o dolor al tener relaciones sexuales.

Es importante acotar que estas infecciones no son exclusivas de las mujeres: los hombres también pueden padecerlas debido a que el glande también tiene su propia barrera de defensa de microorganismos.

¿Cuáles son las causas de las infecciones por hongos?

Las causas son diversas y van desde la alimentación, prácticas de higiene, medicamentos ingeridos y hasta el tipo de ropa que utilizas.

  1. Las levaduras, así como la que usas para hacer pan, se alimentan del azúcar. La alta ingesta de azúcares puede cambiar el pH vaginal y favorecer la proliferación de levaduras. Esto no solo incluye al azúcar blanca o azúcar de mesa: la comida procesada como la pasta, el pan y las gaseosas suben tus niveles de azúcar en sangre, lo cual influye en la crecida de hongos.

No te preocupes, mas adelante te recomendaremos qué alimentos ingerir para evitar la candidiasis vaginal.

  1. Las duchas vaginales: Tantas marcas en el mercado, con fragancias y colores que enamoran. La realidad es otra: muchas de las duchas vaginales alteran el pH de la vagina y podrían producirte otras afecciones. Además, se comprobó que muchos de los productos de higiene contienen parabenos, que contaminan y perjudican al organismo.
  2. La ingesta de antibióticos, por ejemplo los que tomas cuando tienes una infección en las amígdalas o en la faringe, puede provocar un desequilibrio en el pH y con él, una infección vaginal.
  3. La ropa muy ajustada y de telas sintéticas no dejan transpirar el cuerpo correctamente, y como ya lo mencionamos, los hongos proliferan en ambientes más húmedos. Cuando sospeches que tienes una infección por levaduras, intenta usar ropa interior de algodón o tejido similar que permita que transpires libremente.
  4. Personas con diabetes y enfermedades del sistema inmunológico como el SIDA, también son más propensas a padecer de infecciones por cándida.
  5. Las compresas sanitarias y tampones con fragancias y químicos puede afectar tu pH vaginal. Este es otro de los motivos por los que adoramos las copas menstruales, y si tienes dudas, visita nuestro articulo acerca de “¿puede causarme infecciones mi copa menstrual?”

Otras infecciones vaginales causadas por hongos

La candidiasis vaginal no es la única infección que podría afectar a tu vagina. En esta zona habitan muchos otros tipos de microorganismos que podrían desencadenar una infección.

  • Vaginosis Bacteriana (VB): así como sucede con los hongos, la vagina normalmente tiene una cantidad de bacterias que funcionan de barrera de protección. Cuando ocurre un desequilibrio, estas proliferan mas de lo que deberían.

La VB suele ser causada por la bacteria Gardnerella vaginalis. Produce síntomas similares a la candidiasis y es ocasionada muchas veces por las mismas razones que esta.

  • Infección por protozoo: el Trichomonas viginalis es un parásito protozoario que se transmite a través del acto sexual. Es una de las ETS con cura fácil más comunes en el mundo. Los síntomas son similares a los de la candidiasis, aunque en muchos casos no se manifiestan. La tricomoniasis puede padecerla tanto hombres como mujeres.

Cómo tratar la candidiasis vaginal

Por supuesto, lo obvio: existen muchos tratamientos de prescripción libre que puedes comprar en las farmacias. Incluyen antifúngicos en crema, en óvulos vaginales y dosis oral, dependiendo de la modalidad y marca que consigas. En ocasiones, se trata con métodos combinados.

Sin embargo, la meta a la que hay que apuntar es a las raíces del problema: el desbalance en el pH vaginal y sus causas. Estas se pueden tratar naturalmente. Muchas de las afecciones son causadas por una acidificación excesiva del pH, por lo que el objetivo es intentar subir la alcalinidad de la vagina (hasta su punto ácido normal).

Cómo lograrlo:

  1. Aplicar yogur natural: aunque es un método que tiene fanáticos y detractores, lo cierto es que en ninguno de los casos te hará ningún daño. El yogur, así como la vagina, posee cantidades de lactobacilus. Es un excelente alimento probiótico para restablecer la flora bacteriana intestinal, pero también es recomendada para colocarla en la vagina y regular su pH.

¿Cómo se aplica el yogur en la vagina? Con una jeringa se introduce el yogur en la vagina, dos veces al día por tres días. Para evitar humedad, se recomienda usar una compresa en tu ropa interior.

  1. Ajo: el ajo es un antibiótico excelente. Añade ajo a tus comidas y si eres más valiente, come un ajo crudo una vez al día. Esto ayudará inclusive a tratar la candidiasis bucal e intestinal.
  2. Baños de asiento con hierbas: el tomillo, la salvia y el romero son antimicóticos. Si hierves estos y luego lo dejas reposar, puedes hacer baños de asiento dos veces al día y te ayudará a aliviar los síntomas y a regular la proliferación de levaduras.
  3. Baños de asiento con vinagre de manzana: el vinagre de manzana es un super alimento. Tiene el mismo pH que la vagina, por lo que diluir vinagre de manzana en agua te será muy beneficioso para recuperar el balance de acidez.
  4. Limón: Tranquila, no debes colocar limón en tu zona íntima. Como el limón es alcalinizante, tomar diariamente un vaso de agua con un limón en las mañanas te ayudará a regular el pH de tu vagina y boca.
  5. En el caso de VB si será necesario tomar antibióticos y antimicóticos recetados por tu ginecólogo.

Qué alimentos evitar

Las levaduras se alimentan del azúcar en cualquiera de sus presentaciones. Si quieres deshacerte de la candidiasis vaginal procura comer menos alimentos azucarados y procesados, levaduras como el pan y los postres, lácteos, alcohol, cafeína y pasta.

Cuándo asistir al médico

  1. Cuando presentas los síntomas de la candidiasis vaginal más de 4 veces al año.
  2. En el caso de que estés embarazada, debido a que algunos medicamentos como el Fluconazol está contraindicado para mujeres embarazadas o lactantes.
  3. Si presentas otros síntomas como fiebre y dolor intenso.
  4. Si los remedios caseros no te han funcionado.

Relacionado: ¿Tienes miedo a usar la copa menstrual? En Sileu resolvemos tus dudas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.