Tabú en torno a la menstruación ¿Qué es cierto y qué es falso?

La menstruación ha sido objeto y herramienta de segregación hacia las mujeres durante toda la historia. Aunque es un proceso natural, el asco y el pudor siempre están presentes al hablar de ella y en pleno siglo XXI sigue habiendo un tabú sobre la regla, incluso en sociedades desarrolladas.

El tabú inicia con la vergüenza de si quiera mencionarla: muchas utilizamos eufemismos para referirnos a ella en una conversación en público, o nos da pudor que vean que traemos una compresa, tampón o copa menstrual en el bolso.

Y es que son muchos los mitos que han pasado de generación en generación. Las abuelas nos han dicho que el merengue de las tortas no levanta si tenemos la menstruación, o que no debemos cortarnos el cabello cuando estamos en esos días. En otros países, por otro lado, hay costumbres que hasta aíslan y limitan a las mujeres de sus derechos primordiales.

La ONU y la UNICEF han levantado campaña para romper el tabú de la regla, el cual es vehículo de discriminación hacia mujeres y niñas del mundo. Entonces, vamos a aclarar las dudas acerca de algunos de esos mitos y tabúes que giran en torno a nuestros días de luna roja.

Tabúes sobre la regla en el mundo

1. Adiós a la cocina: El sentido del gusto de distorciona

En algunos países como Japón, no se les permite realizar trabajos de cocina a las mujeres que están en sus días, porque, de acuerdo con ellos, la menstruación modifica el sentido del gusto y no pueden ser eficientes.

La cocina es un tema bastante tocado por las falsas creencias que giran torno a la regla. En algunos lugares se cree que la menstruación daña las cosechas, pudre los vegetales y vuelve dura la carne del ganado.

En lugares como Nepal, esto es motivo de aislamiento en lo que se conoce como Chhaupadi, una tradición en el que se lleva a las mujeres menstruantes a otras cabañas aisladas con el fin de que esta no dañe el cultivo. Por fortuna, esta tradición se prohibió, aunque aún siguen habiendo poblaciones que la practican.

Por otro lado, tocar el agua mientras menstrúas está vetado para las mujeres en algunas sociedades. Cabe destacar que algunas de estas prácticas se realizan por convicción propia de la mujer debido a sus cánones culturales.

2. Ducharse con la regla causa infertilidad

En algunos lugares como Afganistán, se tiene la creencia que bañarse durante la regla hará que pierdan la capacidad de concebir hijos y con ello, la deshonra y falta de dignidad. Aunado a esto, la disponibilidad de artículos como compresas, tampones (y ni se hable de la copa menstrual) es escasa, lo que aumenta la falta de aseo para las mujeres durante su regla.

No estamos aquí para juzgar, pero cuando se trata de temas de salubridad es importante alzar la mano. La higiene menstrual es importantísima para no contraer infecciones o enfermedades graves como Síndrome de Shock Tóxico que atenten contra la vida de la mujer.

3. De la regla no se habla, no existe

Si bien a algunas les da vergüenza hablar de su regla o tienen cierto pudor para comentarlo en público, en algunas culturas la regla queda como una incógnita durante la vida de las mujeres. En la India, la falta de información y educación menstrual es un hecho. Muchas niñas se asustan cuando ven que sangran por primera vez, creyendo que es alguna enfermedad mortal o maldición que les ha caído encima.

Este tabú también sucede con frecuencia en países como Malawi, en donde UNICEF está llevando a cabo una campaña educativa para combatir el estigma sobre la menstruación, para que cada vez más niñas y madres obtengan información sobre este proceso natural, la higiene que se debe tener y todo sobre el ciclo menstrual.

4. No se debe tocar a una mujer que menstrúa

Los tabúes también tienen su origen en el seno religioso. La religión ha dado forma a la moral en general, y con ella, los mitos y prejuicios en torno a cómo deben ser las cosas. Para algunas religiones, la llegada de la menstruación marca un periodo de impureza y suciedad.

La mujer, impura, no debe tener contacto con su marido ni con otras personas porque de hacerlo, cometerían faltas graves que causarán desdichas y aislamiento de la comunidad.

Incluso, en antiguas enciclopedias se relata que el tocar la sangre menstrual “agría el vino”, seca las semillas, el acero de las espadas se desafila y los cultivos se vuelven estériles.

Afortunadamente, podemos comprobar que nada de este tabú sucede en realidad.

5. Los dolores menstruales ignorados

Por otro lado, en países desarrollados el acceso a la información y la globalización han permitido que la educación menstrual permee en todos los niveles de la sociedad. En algunos países se ha permitido el permiso laboral por días menstruales, en los cuales se reconoce los dolores y síntomas que vienen con la menstruación y permiten que las mujeres que lo desean descansen por un par de días.

Sin embargo, aún sigue existiendo cierto tabú. La endometriosis es básicamente ignorada en países como España, en la que estudios revelan que un alto porcentaje de mujeres sufre de esta condición pero que desconocen que esta existe. Por lo tanto, no es un tema recurrente de conversación y los dolores pasan por ser “síntomas normales” de la regla.

Esto ocasiona que no se haga un diagnóstico temprano y que la endometriosis empeore hasta, en muchos casos, tener que necesitar intervención quirúrgica.

Algunos mitos comunes sobre la regla

1. Tomar jugo de limón corta la menstruación

Falso. Se le ha dicho a las chicas que comer frutas cítricas corta la menstruación, pero esto no es más que un mito.

Incluso por si pensaste utilizarlo porque tienes un fin de semana de vacaciones en la playa, es completamente inefectivo porque el ácido cítrico de la fruta no influye en tu útero. Lo que sí es que puedas terminar con una indigestión, porque los ácidos son muy fuertes para el estómago.

2. No puedes bañarte ni en la playa ni en la piscina

Falso. Por supuesto que puedes entrar al agua en estos días y tu regla ni se cortará ni causará daños en tu zona íntima.

Con el agua fría, los vasos sanguíneos se contraen, lo que hace que tu menstruación se contenga mientras estés dentro del agua. Para no manchar tu bañador, la copa menstrual es tu mejor aliada para los días de playa o pisicina.

3. La menstruación tiene que durar 28 días.

Falso. Se ha determinado que la normalidad de la duración del ciclo menstrual oscila entre los 22 y 35 días para que llegue la regla.

4. No puedes quedar embarazada si tienes relaciones con la regla.

También falso. Aunque es más improbable, los espermatozoides pueden vivir dentro de la vagina hasta por 5 días. Si tu ciclo menstrual es más corto, el periodo de ovulación está mas cercano al final de la menstruación y por ende un espermatozoide podría fecundar al óvulo recién llegado.

¿Qué debemos hacer para contribuir con la educación menstrual?

Nuestra labor es importante. El tabú es parte de una cultura moldeada en torno a la moral, pero tú puedes aportar un grano de arena para modificarla. Edúcate y comienza a romper ese estigma menstrual que ha sido impuesto, no seas eco de mitos y contribuye a la sociedad aclarando dudas, incluyendo niñas y educando generaciones.

Este 2019, Period. End of sentence ganó el premio Óscar como mejor documental tras reportar la vida de las mujeres que fabrican textiles destinados a la menstruación. Un documental que contribuye con la educación de higiene femenina y la situación de las chicas del mundo en torno a la regla.

Esta es la mejor manera de ir cortando la brecha entre géneros, ya que las falsas creencias se alimentan de la ignorancia. La menstruación es un proceso natural nuestro, es parte del ciclo para gestar la vida y no debemos sentir vergüenza al hablar sobre ella.

Contribuye con el empoderamiento de la mujer y a desmentir la falsa creencia de que la menstruación nos hace más débiles, impuras o menos capaces. Todos son mitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.