Cómo practicar Free Bleeding y no perder ropa en el intento

Sí, muchas pedíamos a gritos productos de higiene íntima que no irritaran nuestra zona y que no produjera tantos residuos, y para eso, llegó la copa menstrual. Ahora, con el uso de la copa y el empoderamiento femenino que ha surgido con el desarrollo de la sociedad, no solo se trata de salud sino también de ideologías: la menstruación como instrumento del poder de la mujer. Con ello, nace el free bleeding.

El sangrado libre, o free bleeding, es una práctica que, aunque no es nueva, está en auge en los últimos tiempos. Consiste en dejar nuestra menstruación fluir, sangrar libremente rompiendo los tabúes y barreras mentales que giran en torno a la regla. Generalmente, consiste en dejar de utilizar artículos de higiene íntima como compresas, tampones y copa menstrual. Algunas mujeres han aprendido incluso el arte de mantener, a disposición, la sangre dentro y expulsarla cuando desean.

Es interesante ver que esta práctica funciona como un método de expresión adoptada por el movimiento feminista. Resurge a partir de aquella maratón en 2014 en la que la activista Kiran Gandhi corriera una carrera dejando ver sus manchas menstruales. Este acto simbólico pretendía romper la estigmatización hacia la regla por la que muchas niñas y mujeres en el mundo sufren actualmente.

KIRAN GANDHI
KIRAN GANDHI

Pero, la pregunta clave es ¿Se puede practicar el free bleeding sin manchar mi ropa interior? ¿Lo pueden practicar todas las chicas?

¿Cómo se practica el free bleeding?

Técnicamente, la esencia del sangrado libre es, en efecto, dejar que la sangre corra libremente sin importar las evidencias que deja tu menstruación ni lo que opinen los demás al respecto. Pero como lo dijimos anteriormente, se trata de una ideologia en la que no solo debes dejar tu sangre fluir, sino que debes tomar conciencia de tu proceso menstrual.

Permite el autoconocimiento y la conciencia de los músculos vaginales, además de que incentiva a percibir las reacciones que genera el cuerpo cuando está apunto de bajar la regla.

¿Cómo lo llevan a cabo?

Por supuesto, si estás de acuerdo con el concepto del free bleeding pero no quieres que la sangre corra por tus piernas como un río, existen técnicas que las mujeres utilizan para controlar su flujo sanguíneo. Estas requieren de práctica, y es a través del uso de los músculos del suelo pélvico.

Las mujeres que lo practican tienen la capacidad de contraer sus músculos vaginales para contener el flujo sanguíneo por cierta cantidad de tiempo.

Todas podemos sentir cuando va a bajar una cantidad de flujo. En ese momento, antes de que baje por el cuello uterino o cérvix, se deben contraer los músculos de la vagina para contener la sangre y, de ser necesario, ir al baño para expulsarla. Por esta razón, debes practicar la autoconciencia para saber cuándo es el momento de contener y cuándo debes soltar.

Para poder tener mayor fortaleza en estos músculos, es muy usual practicar los ejercicios de Kegel y otras técnicas que puedes leer en nuestro artículo “Qué es el suelo pélvico y cómo fortalecerlo”.

Me gusta el concepto, pero no quiero manchar mi ropa, ¿Cómo hago?

El free bleeding surgió en primer lugar como un rechazo a las compresas y tampones que desprendían sustancias nocivas para la salud y generaban Síndrome de Shock Tóxico. Si te gusta esta línea de pensamiento, existen muchas formas ecológicas y sustentables para que no tengas que pasar horas desmanchando tu ropa.

Aunque la idea principal de este movimiento es romper esa excesiva importancia que le damos a que alguien note nuestra menstruación, es natural que muchas que, aunque comparten la pasión por eliminar tabúes, no quieran tener que manchar su ropa cada día de su menstruación.

La copa menstrual es una excelente idea para comenzar a practicar el free bleeding, que, mientras aprendes a controlar tus músculos pubocoxígeos (el nombre médico atribuido a los músculos vaginales) te será un mecanismo de autoconocimiento y de protección a tu zona íntima, ya que es muy segura para ti y para el medio ambiente.

La copa menstrual no genera infecciones, alergias ni causa Síndrome de Shock Tóxico. También han surgido braguitas reutilizables y compresas de tela que son absorbentes y también ecológicas para que puedas ir acostumbrando tu cuerpo a percibir los movimientos de tu útero.

¿Todas las mujeres pueden practicar el free bleeding?

¡Sí! Con el sangrado libre la idea es dejarte llevar y que deje de importar si se notan las manchas. Aunque, nuevamente, si lo que quieres es poder contener tu menstruación por unas horas y luego expulsar el flujo conscientemente en el baño, requiere que tus músculos del suelo pélvico estén fortalecidos.

Por esta razón, muchas veces es más difícil de practicarla para mujeres que han tenido partos naturales recientes o que tengan condiciones como prolapso de órganos pélvicos.

Puedes comenzar a practicarlo en casa, y cuando vayas a salir a trabajar o a hacer diligencias, opta por usar tu copa menstrual o compresas de tela. De esta manera le podrás coger el truco y practicarlo hasta que por fin domines el arte de contener tu sangre menstrual.

El free bleeding quizás no sea para todas, pero siempre podrás contribuir con el movimiento en pro de la igualdad de géneros impartiendo educación, desmintiendo mitos y sobre todo, sintiéndote orgullosa de cada uno de los procesos naturales que suceden en tu cuerpo, incluyendo tu menstruación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.