Todo sobre la Menopausia, Síntomas y Trucos para aliviarlos

Desde nuestra pubertad, las mujeres sabemos que la menstruación tiene una fecha de caducidad, y cuando ya somos adultas pudiéramos comenzar a sentir ciertas incomodidades que son completamente naturales: estas podrían ser los primeros síntomas de la menopausia.

Esta etapa está ciertamente estigmatizada porque anteriormente se creía que, una vez llegada la menopausia, comenzaba otra nueva etapa caracterizada por el retiro y el fin de la vida como mujer activa.

La verdad es que no hay nada menos cierto porque, incluso más de un tercio de la vida promedio de la mujer se vive sin menstruación y transcurre normalmente.

Así que no te alarmes: la transición hacia esta etapa puede durar años y va a ser paulatina. En este artículo te daremos más información para hacerte sentir segura y TIPS para aliviar los engorrosos síntomas de la menopausia.

Menopausia: ¿qué sucede en esta etapa?

Como sabemos, la menopausia es un proceso natural en el que la mujer culmina la etapa fértil de su vida. Este proceso ocurre con el envejecimiento de los ovarios, promediado entre los 45 y 55 años de edad, aunque existe la posibilidad de que se dé precozmente a partir de los 30 años.

Los ovarios, encargados de producir todo el material para la fecundación, dejan de producir estrógenos y progesterona, que son las hormonas responsables de la fertilidad y del ciclo menstrual.

Las condiciones para que la menopausia ocurra naturalmente van a depender del estado de salud de la mujer, si le han realizado extirpación de los ovarios o presentan problemas hormonales, enfermedades u otros padecimientos.

8 síntomas principales de la menopausia

Suele suceder que las mujeres le temen más a los síntomas que acarrea la menopausia, que al mismo cese de fertilidad y menstruación.

Como lo mencionamos anteriormente, este es un proceso paulatino. Esta transición es mejor conocida como perimenopausia, una etapa en la que la menstruación puede comenzar a estar mas irregular, tener ciertas variaciones y darse síntomas que se van presentando poco a poco.

La perimenopausia puede durar hasta 10 años, en el que los periodos pueden acortarse o alargarse unos días, la regla puede saltarse meses y venir nuevamente hasta que se cumpla un lapso de 12 meses consecutivos sin regla, en el que se da por finalizada la menopausia.

Otros de los síntomas son:

  1. Los famosos sofocos: los repentinos episodios de calor, generalmente en brazos, pecho y cuello.
  2. Sudoración nocturna: puedes llegar a empapar de sudor las sábanas.
  3. Periodo menstrual irregular: podrías tener regla escasa o muy profusa, todos los meses o con faltas frecuentes.
  4. Cambios de humor: en esta etapa se está más propenso a sufrir de depresión y ansiedad, producto de la fluctuación hormonal.
  5. Cambios en las zonas íntimas: las paredes vaginales se vuelven más delgadas y pierden elasticidad.
  6. Infecciones de la vejiga y vagina.
  7. Debilidad de los huesos: consume calcio y vitamina D para evitar osteoporosis.
  8. Pérdida de apetito sexual: ocasionada por la disminución de la hormona encargada de la sexualidad.

Qué hacer para aliviar los síntomas de la menopausia

Como todo tiene solución, no hay que alarmarse cuando se presenten estos síntomas ya que existen muchos métodos que te ayudarán a diluir la incomodidad y a que este proceso no sea un martirio.

En primer lugar, algunas recomendaciones previas:

  • Es recomendable mantener un peso saludable. Hacer ejercicio te ayudará a mantenerlo y a mejorar tu estado de ánimo porque segregas oxitocina, la hormona del placer.
  • No se recomienda fumar tabaco.
  • No ingerir bebidas alcohólicas en exceso y con regularidad (sabemos que una copa no le hace daño a nadie).
  • Comunícate con tu pareja: hablar sobre tus molestias incrementará la comprensión y te dará compañía.

Trucos para aliviar los síntomas de la perimenopausia:

  • Los médicos suelen recomendar los tratamientos hormonales, que muchos de ellos son sintéticos pero son de gran ayuda.
  • Si quieres conseguir esos estrógenos naturales de otra manera, prueba aumentando la ingesta de alimentos altos en fitoestrógenos como:
  •  Semillas de lino.
  • Guisantes.
  • Nueces pecanas.
  • Plátanos.
  • Semillas de girasol

Esta ingesta de estrógenos te ayudará a combatir el déficit de estas hormonas, producto de la menopausia.

  • Para sobrevivir a los sofocos súbitos, aplica compresas de agua fría en la zona del pecho, brazos y cuello; mantente hidratada y date baños con agua fría.
  • Consume legumbres y vegetales verdes como la espinaca, el berro, perejil, lechuga. Son ricos en calcio y te ayudarán a prevenir osteoporosis.

Otros síntomas, sangrado continuo y cuando asistir al médico.

Debido a problemas del sistema endocrino, enfermedades o condiciones especiales, los síntomas pueden variar en cada mujer y tener complicaciones que hacen necesaria la visita al médico.

Siempre se recomienda asistir a consulta médica cuando se observan características anormales en los síntomas presentados.

Después de la menopausia no debe existir sangrado, pero es común que debido a las fluctuaciones hormonales se presenten sangrados irregulares durante la perimenopausia.

Estos sangrados son anormales cuando: el sangrado es muy intenso, dura mas de lo normal, viene en menos de tres semanas u ocurre después de tener relaciones sexuales con penetración.

Aunque esto ocurra durante la perimenopausia, puede que estos cambios anormales estén siendo producidos por otros trastornos o enfermedades.

Entre las causas podrían estar pólipos, que son tumores no cancerígenos que se adhieren al endometrio y podrían causar sangrado; reducción o aumento de la densidad endometrial, consecuencia propia de la perimenopausia; cáncer de endometrio; entre otros.

De igual manera, si estás alrededor de los 30 años y sientes que puedes estar presentando los síntomas de la perimenopausia, incluyendo la irregularidad de la regla sin que haya embarazo, puede que tengas una menopausia precoz.

En estos casos, debes acudir a tu médico de cabecera para que dé el diagnostico pertinente a tu situación y te brinde tratamiento.

Si quieres saber más sobre el sangrado abundante, lee nuestro artículo sobre el flujo abundante y consejos para saber qué hacer y cómo medirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.